e-conomía

Xiaomi, marketing occidental aplicado al modelo de negocio chino

china-smartphone
Escrito por Mihaela Marín

La venta explosiva del smartphone Mi3 es un tema muy conocido por los usuarios chinos. Todas las existencias se pueden agotar en cuestión de minutos y para evitar cualquier confusión la compañía se encarga de hacer conocidas tres condiciones sencillas que aseguren el mejor funcionamiento del proceso de compra. El primer paso es crear una cuenta en la página oficial de Xiaomi, el segundo es tener una cuenta de PayPal para hacer la transacción online  y el tercero, asegurarse de haber completado el proceso de compra sin pasar el límite máximo de un smartphone Mi3 y hasta dos cargadores portátiles de batería por pedido. La última venta que se anunció oficialmente en la página web de la compañía china ha sido para Malasia y se ha cerrado después de 17 minutos, aunque este no ha sido el mayor récord. A finales del 2013, en China se vendieron 150 000 unidades de Mi3 en menos de 10 minutos a través de una de sus redes sociales más importantes, WeChat,  y unos meses más tarde Xiaomi registraba otro progreso en Singapur, llegando a acabar todos los smartphones puestos a la venta en sólo dos minutos.

capturaxiaomi

Componentes de última tecnología a un precio bajo

La estrategia que ha permitido a Xiaomi entrar en la lucha con nombres grandes como Apple o Samsung se centra en una política recurrente en el modelo de negocio chino: aceptar márgenes muy reducidos derivados de precios bajos, muy poco por encima del coste de producción. El uso de las redes sociales a cambio de grandes inversiones en publicidad y la venta online como sustituto de las tiendas físicas han sido los elementos que han ayudado a la compañía china ganar rápidamente una cuota de mercado en un entorno de competitividad muy hostil. Por otro lado, la preocupación por renovar las versiones de sus productos con componentes de última generación y un sistema operativo propio actualizado de forma constante han sido otros motivos que han ganado la confianza de sus usuarios.

Los precios low cost son un elemento central de su modelo de negocio, pero no definitorio. A esto se han añadido otras técnicas que se pueden reconocer por un cierto grado de similitud con las de las compañías occidentales: plataformas de desarrollo abiertas al feedback colectivo, número limitado de unidades, venta exclusiva en la página oficial, preocupación por integrar tecnología de alto rendimiento. Desde la primera versión que lanzó en 2011, Xiaomi ha creado una oferta irresistible con su nuevo Mi3. La estructura de aleación de magnesio y un grosor de sólo 8,1 mm le convierte en un dispositivo muy ligero y elegante. A todo esto la pantalla LG de 5 pulgadas con resolución full HD y la potencia de su procesador Qualcomm Snapdragon se han fijado a un precio de 270 dólares,  mientras que el iPhone lo supera dos veces. Las ventas han subido tanto que al final del 2013 Xiaomi superaba Apple registrando una venta de 7,3 millones de smartphones comparado con sólo 7 millones por parte de la compañía americana, resultado que ha posicionado a Xiaomi en el quinto puesto mundial, según Canalys.

liu-jen-xiaomi-fundador

Lei Jun, fundador de Xiaomi.

Inspirado en el modelo Silicon Valley

Para Lei Jun, el fundador de Xiaomi, la influencia del modelo de empresa tecnológica de Estados Unidos durante sus años de estudiante ha tenido mucho que ver con las decisiones que le han llevado a este éxito sorprendente. Después de compartir la dirección en Kingsoft, una empresa china de software que tenía un producto muy parecido a Microsoft,  Lei Jun se juntó con Lin Bin, un ejecutivo que había trabajado para Google y que tenía amplios conocimientos sobre el funcionamiento de las startups tecnológicas. Ha sido el momento que ha inspirado a Lei Jun a levantar su propia compañía de software y hardware móvil, destinada a satisfacer las necesidades de la población china. Con un nombre que lleva a pensar a un símbolo con mucho significado en China, Xiaomi (que se traduce como “arroz pequeño”), ha dado la vuelta a todas las expectativas pesimistas de los inversores y ha cogido el control en el mercado tan competitivo de la movilidad. La expansión del gigante asiático está al principio y para eso Lei Jun tiene al lado a Hugo Barra, exejecutivo de Google que se juntó al equipo en 2013. Todos los esfuerzos se centrarán en conquistar los mercados del Sudeste de Asia con una propuesta ampliada de nuevos productos entre los cuales: una smart TV, una tableta muy por debajo del precio de un iPad mini y Redmi, un smartphone por sólo 130 dólares.

hugo-barra

Hugo Barra, exGoogle y vicepresidente global de Xiaomi desde 2013.

La estrategia de precios bajos apoyada por productos que integran tecnología de última generación es un punto de ventaja para Xiaomi en su lucha de posicionamiento global, así que a los gigantes tecnológicos no les queda nada más que estar listos para el gran terremoto que la compañía china está creando en el mercado de la movilidad.

 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.