e-conomía

Vodafone logra un acuerdo preliminar para comprar Ono

ono-vodafone
Escrito por Elías Notario

Según exclusiva de Reuters la multinacional británica Vodafone ha llegado a un acuerdo preliminar para comprar Ono

Bueno bueno, pues el “culebrón Vodafone/Ono”, que arrancó meses atrás, se acaba de poner realmente interesante. Y es que según exclusiva de Reuters recién salida del horno, los primeros han logrado un principio de acuerdo de compra con el grupo de accionistas que controlan Ono, una tecnológica española de peso que oferta Internet de fibra óptica, campo en el que son líderes nacionales, telefonía fija y móvil y televisión.

En concreto la agencia sustenta la información citando a una fuente no especificada la cual literalmente les dijo que “ayer hubo una reunión de los accionistas con (el consejero delegado de Vodafone) Vittorio Colao. El fin de semana, Vodafone iniciará el proceso de due diligence de Ono a fin de ultimar una oferta vinculante”. O dicho de otra forma, que ya hay acuerdo preliminar entre ambas compañías para que Vodafone se haga con Ono y “sólo” falta que la multinacional británica lance oferta oficial de compra y que la compañía de cable que nos ocupa la acepte.

“Muy bien, ¿y cuándo llegará esa oferta oficial y cuál será el monto de la misma?”. Son dos de las grandes preguntas que planean sobre este asunto, para las que no hay respuestas claras del todo pero si tenemos en cuenta la rumorología e informaciones anteriores, podemos decir que la oferta de compra de Vodafone por Ono será superior a los 7.000 millones de euros y que antes del 13 de marzo, día en el que se reunirán los accionistas de Ono con el objetivo de estudiar su salida a Bolsa, la pondrán encima de la mesa.

Por supuesto a pesar de que todo lo expuesto, junto a la certeza de que las dos empresas iniciaron los primeros contactos ya en el verano pasado, son indicios contundentes que apuntan que la operación tiene muchas posibilidades de llegar a buen puerto, también existe un porcentaje importante de probabilidades de que eso no ocurra porque estamos hablando de una operación bastante compleja.

Lo que sí está claro es que de consumarse el movimiento el mismo tendría consecuencias de calado en el sector español de las telecomunicaciones. Por ejemplo que toda la infraestructura de fibra que Ono tiene desplegada por el país pasaría a manos de Vodafone, y con ello la telefónica se convertiría en el jefe del segmento de líneas de alta velocidad, híbridas y de fibra óptica.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com