e-conomía

Twitter fija el precio inicial de sus acciones en 26 dólares

Escrito por Redacción TICbeat

La red social empezará a cotizar hoy en la Bolsa de Nueva York.

Las acciones de Twitter empezarán a cotizar hoy, jueves, en la Bolsa de Nueva York. Según informa Reuters, la plataforma de microblogging fijó ayer, miércoles, su  precio de salida en 26 dólares (unos 19 euros), lo que establece el valor de la empresa en alrededor de 18.100 millones de dólares.

Odiosas o no, las comparaciones resultan inevitables cuando la última salida a bolsa de otra gran red social –la de Facebook- está aún tan reciente. La compañía de Mark Zuckerberg empezó a cotizar la pasada primavera de 2012 a 38 dólares por acción, y éstas perdieron casi la mitad de su valor en los siguientes tres meses. A Facebook, pese a sumar más de 1.100 millones de usuarios activos cada mes y de estar valorada, en el momento de su salida a Bolsa, en 100.000 millones de dólares, le ha costado alrededor de 16 meses superar el precio inicial de sus acciones.

Algunas previsiones no son demasiado halagüeñas para Twitter, que empezó el año pisando muy fuerte: su consejero delegado, Dick Costolo, quería duplicar a lo largo de 2013 los 200 millones de usuarios con los que contaba en enero, pero, de momento, no se han superado los 250 millones.

El crecimiento de usuarios de la red de microblogging, por tanto, estaría frenándose, y esto preocupa a algunos empleados de la compañía porque podría responder a al hecho de que Twitter no resulta tan mainstream o tan comercial como, por ejemplo, Facebook: la extensión de las publicaciones es limitada, cuenta con una jerga propia que no tiene por qué ser fácil de asimilar para cualquier usuario y, de momento, sus contenidos se ordenan cronológicamente, sin tener en cuenta otro tipo de relevancia, a diferencia de Facebook que, con mayor o menor acierto, trabaja constantemente en un algoritmo que acerque a los usuarios a contenidos personalizados.

Aun así, Twitter se ha protegido más de lo que hizo Facebook en los momentos previos a su salida a Bolsa, amparándose en la ley para mantener un pronunciado secretismo en sus primeros pasos hacia el parqué. En un acto público, Zuckerberg le echó un cable a su red social rival, explicó que entendía su cautela y afirmó que, pese a las dificultades iniciales de Facebook, su salida a Bolsa había merecido la pena.

Lo que subyace aquí, por tanto, es la dificultad de las redes sociales, por masivas que sean, para demostrar a los inversores que son capaces de monetizar sus servicios y su tráfico a través de la publicidad. La audiencia es su activo más importante, pero ésta tiene tan poca paciencia y se encuentra sometida a tantos estímulos en la red que mantener su confianza es una aceleradísima y costosa carrera de fondo.

Foto cc: Ahmad Nawawi

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.