Cómo conseguir el triunfo en las entrevistas profesionales: Teresa Baró

Teresa ¿Quién no ha estado en una entrevista importante de trabajo o una presentación crucial? En lugar de dejar todo a la suerte, existen métodos para poder mejorar considerablemente las posibilidades de éxito. Teresa Baró, la autora española especialista en el lenguaje corporal, nos cede unos trucos para salir airosos de las situaciones más complicadas de trabajo. Pongamos la escena: eres un representante de compañía que tiene que persuadir a entidades financieras, inversores y posibles clientes de la valía de tu empresa. Teresa Baró- ¿Cómo hay que presentarse para dar una impresión inmejorable antes de siquiera hablar? En primer lugar hay que cuidar nuestra apariencia. Es posible planificar nuestra imagen; por lo tanto, tenemos que conocer el tipo de público al que nos dirigimos, el sector en que nos movemos y nuestra propia identidad y la de la empresa que representamos. Hay que encontrar el equilibrio entre ser fieles a nosotros mismos y darle al público la confianza de que somos justo el profesional que no les va  a decepcionar. Generalizar es difícil pero hay  unos aspectos universales que no podemos descuidar: la higiene y la pulcritud, tanto en nuestra persona como en la ropa y complementos. - ¿Cuáles son los trucos para parecer una persona con gran confianza en si misma? Más que trucos, son unos hábitos que nos facilitarán la vida en todo momento en que tengamos que expresar seguridad. Me refiero al caminar y a la forma de estar de pie y sentado. Las pautas básicas son mantener el cuerpo abierto y en posición vertical, simétrica y estable. Esta posición nos hace sentir más seguros a nosotros mismos y aparentamos más seguridad externamente. La cabeza alta y mirar a  tus interlocutores a los ojos, o en general a tu público inspira confianza. Caminar con pasos  firmes y ligeros coordinadamente con los brazos, nos otorga una imagen de firmeza, dinamismo y energía. - ¿Hay algún truco para parecer menos nervioso/a antes de entrar en las presentaciones? Aparte de lo que ya he indicado, yo recomiendo dos ejercicios con gran resultado: pasar por el baño y sonreír ante el espejo mientras te dices una frase muy motivadora. Y al mismo tiempo, ponerte música enérgica y potente para salir con optimismo y con una sonrisa. - ¿Cómo se puede interpretar los gestos y actuaciones de las personas que escuchan tu mensaje? ¿Cómo sabes (sin que ellos digan nada) que la presentación les está gustando o no? El público también se comunica a través de la posición corporal o de la expresión del rostro. Tenemos que estar atentos a su mirada, a su pose, a su respiración... Si nos mira, nos sigue con movimientos de cabeza y se ríe cuando hacemos una broma, es que está interesado en lo que decimos y que nos sigue. Si miran demasiado el reloj, se distraen con cualquier cosa, se mueven en sus asientos o juegan con un objeto o haciendo dibujitos en el papel... es mala señal. - ¿Hay alguna forma de saber si se ha ‘perdido’ al público? Esto se nota. El orador experto será suficientemente hábil para no dejar que llegue este momento y le dará un giro a su charla para recuperar la atención. Por desgracia, estamos cansados de asistir a clases o conferencias donde el orador habla solo porque en realidad nadie le escucha. Esto ocurre porque no ha sido capaz de mantener este “diálogo” con el público basado sobretodo en la mirada, la expresión de la cara, las pausas... Sabemos que hemos perdido al público cuando no nos escucha. Y esto lo vemos en el ruido de la sala, los cuchicheos, los que están atentos al smartphone, etc. o todo lo contrario: hay un silencio absoluto, de frialdad y de ‘ausencia’ del público, que ha dejado de escucharte y está absorto en sus pensamientos. La gran guia del lenguaje no verbal- ¿Es mejor gesticular, mientras se habla, o eso distrae al público? Es mejor gesticular siempre que no sea a base de movimientos cerrados o nerviosos. La gesticulación está absolutamente asociada al discurso hablado y los gestos refuerzan las palabras, subrayándolas o ilustrándolas. Con ellos captamos más la atención y ayudamos al público a “ver” lo que estamos contando. Por otro lado, los gestos nos ayudan a transmitir los mensajes con más entusiasmo y son reflejo de nuestro estilo personal de comunicación. El nuevo libro de Teresa Baró, ‘La gran guía del lenguaje no verbal’ es un manual útil para emprendedores, empleados y empresarios que quieran mejorar sus relaciones profesionales y personales de forma fácil. Los errores más frecuentes que cometemos sin saberlo y las señales que emiten otras personas de forma inconsciente pueden ser indicadores de si una relación de comunicación está funcionando o no. Además, la guía te ayuda a identificar las señales de las demás personas para poder manejar todo tipo de situaciones de forma favorable y lograr el éxito. Un must-read para las personas que tengan o no conocimientos sobre el tema.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top