e-conomía

Toshiba vuelve sus ojos al mercado profesional

Escrito por Esther Macías

La firma reforzará su presencia en la mediana y gran empresa, sin abandonar su trabajo en Educación y su actividad en el retail, siempre que este último le garantice un margen mínimo

Toshiba vuelve a sus raíces. La firma, que hace un par de años dedicó gran parte de sus esfuerzos en el mercado del retail, vira su estrategia y vuelve a poner toda la carne en el asador en el ámbito profesional, “un mercado del que en realidad nunca nos hemos ido”, explica João Amaral, director general de la compañía en Iberia. ¿Por qué este giro? ¿Por qué este nuevo emblema de Toshiba means business? “El consumo da mucho volumen –explica Amaral– pero un margen muy justo. Sin embargo, el margen que da el mercado profesional es mucho mayor. Además, ahora las empresas, tanto las grandes corporaciones como las pymes, están en un momento en el que necesitan invertir en nuevos equipos ya que los que tenían se han quedado obsoletos”.

Eso sí, este cambio de estrategia no significa que Toshiba abandone el retail, aunque, indica Amaral, “seguiremos en él siempre que veamos una rentabilidad mínima. Nunca hemos querido bajar los precios de nuestros productos para no perder calidad y tampoco lo haremos ahora”.

Por otra parte, asevera el directivo, “Windows 8 está cambiando todo. Sobre todo el modelo tradicional del sistema operativo que ahora se sustituye por otro que tiene detrás todo un ecosistema con gran fuerza en el mundo smartphone y el de las tabletas. Un sistema que, además, garantiza la seguridad y la actualización constante y que permite a cualquier empresa desarrollar por encima servicios, contenidos…”.

Amaral es, no obstante, consciente de los problemas a los que se enfrenta Microsoft con el nuevo sistema, del que Microsoft ya ha anunciado una actualización (Windows Blue) para mediados de junio con el fin de pulir determinados aspectos que no satisfacen a los usuarios. Aunque Amaral se declara un auténtico convencido de las bondades de Windows 8, reconoce que “el sistema necesita un cambio, un ajuste. Microsoft ha intentado hacer un cambio radical y se ha enfocado mucho en el aspecto táctil del nuevo sistema, cuando lo realmente revolucionario es el ecosistema que tiene por detrás”.

A pesar de ello, confía en la buena marcha del negocio de portátiles de Toshiba con Windows 8. “Es un sistema perfecto para la empresa porque permite combinar bien el uso personal del dispositivo con el profesional”. Asimismo, el directivo reconoce que, aunque su compañía comercializa también tabletas con Android, “Google no es la alternativa para el fabricante de dispositivos, ya que en su modelo de negocio solo gana Google. Sin embargo, durante muchos años hemos construido una colaboración muy importante con Microsoft.

¿Portátiles, ultrabooks, tabletas…?

En un momento en el que la venta de tabletas crece como la espuma frente al menor tirón que están teniendo los portátiles y las escasas ventas que se producen aún de los ultrabooks o portátiles ultrafinos y delgados, Amaral vaticina que “aunque las tabletas están de moda, una parte de estas ventas se están moviendo hacia los smartphones y otra hacia el mundo del portátil”. Es más, el directivo confía en el futuro éxito de los ultrabooks y de los portátiles híbridos (mezcla de portátil y tableta) o convertibles especialmente en el ámbito profesional. Estos últimos dispositivos, asegura “tendrán un mayor recorrido que las tabletas”. Además, afirma, “aunque aún se han vendido pocos en España, la mayoría han sido de Toshiba”.

Eso sí, el directivo asevera que Toshiba seguirá en el mercado de las tabletas siempre que la idea sea “aportar calidad y prestaciones”. Aun así, añade, “en mi opinión, si las personas podemos tener lo mejor de los smartphones y los portátiles en un solo dispositivo, la tableta deja de tener sentido“.

Educación

Una de las áreas donde Toshiba España ha cosechado mayores ingresos en los últimos años ha sido la de Educación. Con la nueva estrategia, la firma no abandona este mercado, indica Amaral. “Es cierto que hemos acabado ya muchos proyectos de educación con las Administraciones Públicas pero aún hay muchas oportunidades en el mundo de la educación privada y concertada“. De hecho, recuerda, un colegio grande es una gran cuenta. No en vano, el gran cambio vendrá en este mundo cuando por fin se den pasos adelante en el ámbito de los contenidos educativos digitales. “Estamos estudiando este aspecto con Microsoft y los grandes proveedores de contenidos educativos porque es inevitable que el libro electrónico acabe llegando a la escuela”, indica el directivo.

Foto cc Nofrills

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.