e-conomía

Spotify entra en el club de los 4.000 millones de dólares

Escrito por Redacción TICbeat

Technology Crossover Ventures, que ya ha inyectado capital a empresas punteras como Netflix y Facebook, invierte en la plataforma sueca de ‘streaming’.

Spotify acaba de entrar en el selecto club de las tecnológicas valoradas por encima de los 4.000 millones de dólares, gracias a una inyección de capital procedente de Technology Crossover Ventures, que, a lo largo de su trayectoria, también ha invertido, con éxito, en empresas como el servicio de streaming Netflix y la red social Facebook.

Según publica el Wall Street Journal, citando a fuentes cercanas a ambas compañías, Technology Crossover Ventures, una firma de Silicon Valley, habría inyectado alrededor de 250 millones de dólares en la compañía sueca de streaming musical, destinados a que ésta acometa sus planes de expansión internacional.

A pesar de contar con 24 millones de usuarios en todo el mundo, Spotify todavía está presente en solo 32 países del mundo, una cifra que se queda muy por debajo de las de algunas compañías de la competencia como Deezer que, pese a tener muchos menos seguidores, llegan a más de cien países distintos. Los planes inmediatos de Spotify incluirían, por ejemplo, implantar su servicio en Japón, donde todavía no está presente.

Además, tras esta inyección de capital, Spotify empieza a acercarse, poco a poco, a su otro gran rival, Pandora, cuyo valor de negocio alcanzó, en 2011, los 5.700 millones de dólares. En otros términos, la plataforma sueca incluso supera a la radio por Internet ubicada en California, que todavía no está disponible en algunos países como, por ejemplo, el nuestro, al que Spotify llegó hace ya varios años. Por ejemplo, Spotify obtuvo en 2012 434,7 millones de dólares en beneficios, mientras que Pandora se quedó en 427 millones.

Apuesta por los suscriptores premium

Los ingresos de Spotify proceden, en su mayoría, de los suscriptores de pago, de los cuales, más de 6 millones en todo el mundo abonan más de 10 dólares al mes. El resto procede de los anunciantes, cuya audiencia en la plataforma musical asciende a 24 millones de usuarios activos. Un modelo que es justo el inverso al de Pandora, donde es la publicidad la que aporta la mayoría del capital

Ambas compañías han detectado pérdidas a medida que crecían sus filas de usuarios, puesto que dicho fenómeno siempre conlleva un aumento del porcentaje de derechos o royalties por la reproducción de las canciones. En el caso de Spotify, además, hay que sumar a dichas pérdidas la cuantiosa inversión que ha realizado para llegar a nuevos países: en tan solo un año ha pasado de estar presente en 17 a hacerlo en 32.

Sin embargo, su cofundador, Daniel Ek, se muestra optimista respecto al futuro porque su compañía, asegura, está logrando que un considerable número de los usuarios que prueban gratis el servicio se pasen a la suscripción de pago, aunque no ha detallado cifras.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.