e-conomía Empresa

SONY compra los sensores de imagen de Toshiba por 155 millones de dólares

Sony confirma la venta de VAIO y habla de 5.000 despidos en todo el mundo

SONY ha anunciado la adquisición de todo el negocio de sensores de imagen de la también nipona Toshiba a cambio de unos 19.000 millones de yenes, unos 155 millones de dólares al cambio actual

SONY ha anunciado la adquisición de todo el negocio de sensores de imagen de la también nipona Toshiba a cambio de unos 19.000 millones de yenes, unos 155 millones de dólares al cambio actual. Esta operación, que se viene rumoreando ya desde el pasado mes de octubre, supone la integración de toda la tecnología, equipo y la planta de fabricación de Toshiba dentro de la filial Sony Semiconductor Corporation.

La compra, que se completará si no hay sobresaltos antes de que acabe el presente año fiscal japonés -31 de marzo-, permitirá a SONY redoblar su presencia en el negocio de las cámaras de gama alta, uno de los pocos segmentos donde esta empresa sigue anotando buenos resultados año tras año.

Asimismo, los sensores de imagen de SONY podrán aprovecharse de las capacidades de Toshiba para seguir afianzando su posición como un fabricante de smartphones muy especializado en terminales con gran cámara de fotografía y vídeo. De hecho, no sólo los móviles SONY llevan sus propios sensores de imagen, sino que otros competidores como la mismísima Apple, Google o Xiaomi usan alguna de sus tecnologías de imagen para sus dispositivos.

Apuesta clara por los sensores de imagen

El pasado julio, ya informamos en TICbeat que SONY pretendía recaudar 3.600 millones de dólares para impulsar sus sensores de imagen. Para ello, SONY puso en marcha una ronda de financiación por valor de 440.000 millones de yenes, 3.600 millones de dólares al cambio actual. Para captar este capital, Sony emitió nuevas acciones (por valor de 321.000 millones de yenes) y también bonos convertibles en acciones, valorados estos últimos en más de 119.000 millones de dólares.

Sony

Aunque todos los analistas calculan que parte de este nuevo capital iría destinado a equilibrar las cuentas de la compañía y alcanzar esos soñados beneficios, desde SONY aseguraron que esta financiación sería utilizada mayoritariamente para impulsar su negocio de sensores de imagen, uno de los más rentables de la firma. Ahora ya conocemos la primera de las operaciones en esa línea: la compra de la división equivalente en Toshiba.

Por otro lado, SONY también anunció en febrero de este mismo año que invertiría 105.000 millones de yenes en aumentar su capacidad de producción de este tipo de dispositivos.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.