¿Silicon Valley en Bielorrusia?

Pocas cosas se saben de Bielorrusia. Es uno de los países en los que es más duro ser periodista y en la que la censura está a la orden del día. Al fin y al cabo, Bielorrusia es la última dictadura de Europa, un país que se mantuvo al margen de los cambios que han transformado Europa del Este en los últimos 20 años y en el que lanzar ositos subversivos desde el aire es un delito de bastante importancia. Pero ese país es también un sorprendente foco de mano de obra tech (barata) lo que lo está convirtiendo en un polo de atracción para las empresas de nuevas tecnologías. ¿Tiene Bielorrusia potencial para ser el próximo Silicon Valley?

La respuesta es sorprendente. Bielorrusia ya es uno de esos lugares de los que salen cosas. La última de ellas es Viber, una de las aplicaciones del momento y que, aunque ha sido imaginada en Israel, ha sido desarrollada directamente en Bielorrusia, tal y como apunta en un completo perfil de la app y de su sorprendente origen BusinessWeek.

Las noticias que hablan de Bielorrusia como un potencial Silicon Valley post soviético no son nuevas y su trazo se puede seguir hasta 2008 vía Google, cuando un político bielorruso señalaba en una conferencia en la sede de las Naciones Unidas esta idea. Gartner lanzaba el pasado mes de octubre un whitepaper señalando el potencial de Bielorrusia como destino offshore y, tal y como apunta el artículo de BusinessWeek, todo apunta a que lo están en cierto grado logrando gracias a sus precios competitivos. La mano de obra bielorrusa es muy barata.  Y hasta aparece recomendada en una respuesta en Quora.

Minsk se ha convertido en una zona con impuestos especiales para firmas tecnológicas y para sus empleados, según la revista económica, y las exportaciones de software del país han crecido en un 2.000% en los últimos años. Google, Reuters, Colgate-Palmolive, Samsung o la bolsa de Londres serían algunos de los clientes a los que irían destinados, siempre según esa fuente, los productos exportados. Según una nota de prensa de la firma danesa Ciklum, especializada en nearshore en países de la Europa del Este, Bielorrusia era en los tiempos de la Unión Soviética un punto caliente de desarrollo de soluciones de nuevas tecnologías (como robots, inteligencia artificial o tecnología militar) y mantiene ahora una producción de 16.000 especialistas TI al año de 34 universidades diferentes. Y, defienden, está muy cerca de las capitales europeas en horas de vuelo.

Viber, que consiguió una increíble popularidad ya en su primer mes de vida, paga con lo que le costaría un desarrollador en Israel, su país de origen, a siete en Bielorrusia (la cantidad total sería de unos 130.000 dólares al año). La firma tiene ahora a 40 de sus 100 empleados en el país de Europa del Este. Las oficinas de esta firma están en Brest, donde una universidad tecnológica genera profesionales en nuevas tecnologías cada año que hasta el momento, como lamenta uno de ellos a BusinessWeek, tenían que acabar trabajando en viejas fábricas soviéticas.

El director del Belarus Hi-Tech Park de Minsk, Valery Tsepkalo, fue embajador de Bielorrusia en Estados Unidos y en un viaje a Silicon Valley descubrió cuántos desarrolladores bielorrusos trabajaban en la zona. “¿Por qué no podían tener un éxito similar en su país de origen?”, se preguntó, como le explica al reportero de BusinessWeek. Ahora, en el parque que dirige trabajan 12.500 desarrolladores. “Somos el mayor clúster de Europa Central y del Este”, asegura, prometiendo que aunque los inversores puedan tener reticencias ante Bielorrusia los riesgos son mínimos. A Viber, por ejemplo, le ha permitido crecer sin tener que acudir a rondas de capital.

¿Será Bielorrusia el destino al que externalizar parte del trabajo de programación de las empresas tech del mañana? ¿Puede florecer un Silicon Valley – o un Bangalore – en la última dictadura de Europa? Cosas más extrañas se han visto: cualquier lector de Pyongyang, de Guy Delisle, sabe que algunos dibujos animados franceses se externalizaban en Corea del Norte.

Foto cc  Ð•Ð»ÐµÐ½ÐÐ½Ð´Ñ€ÐµÐ°

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top