e-conomía

ShowRoomPrive: existe un orden en el desorden

Escrito por Manuela Astasio

Nos asomamos al espacio de trabajo de la compañía ShowRoomPrive en París

A veces, las oficinas de ShowRoomPrive en Francia parecen una agencia de modelos. Otras, “una pasarela en la que las personas se mueven para encontrarse entre ellas”; otras, “un armario, porque cada habitación te hace entrar en un ambiente nuevo”, y, en ocasiones, un probador, porque siempre hay alguna sesión fotográfica de moda en marcha.

En cualquier caso, no dejan de ser oficinas, donde se desarrolla el trabajo de campo de esta plataforma web especializada en las ventas exclusivas de ropa y complementos; unas oficinas, sí, pero especiales, llenas de energía positiva, de luz… y de plantas.

“Para nosotros no es sólo importante la parte visual, también lo es la energía positiva que se transmite en la empresa cuando se cruza la puerta de entrada.  Se respira un aire joven, dinámico, efervescente y, sobre todo, femenino. Más del 70% de los trabajadores son mujeres”, nos cuentan desde París.

Esa energía positiva se sustenta en la química que existe entre el orden y el desorden. En ShowRoomPrive apuestan por el equilibrio entre ese yin y ese yang: “El desorden es señal de evolución, cambios y proyectos. El orden es práctico. Lo que no queremos es que haya demasiado de uno de los dos, que el orden o el desorden no cambien nunca. En el desorden hay un orden”.

El desorden es una prueba del trabajo duro”, piensan en esta empresa, que ubica todos sus departamentos a lo largo y ancho de esta oficina de dos pisos, “y del movimiento”. Una prueba más de ese movimiento es que ShowRoomPrive cuenta con varias salas de reuniones, cada una de ellas con unas dimensiones y una decoración específica.

“Los espacios abiertos con grandes mesas espaciosas permiten estar cómodos”, explican. “Los trabajadores tienen su esfera de intimidad, pero los componentes de cada equipo trabajan juntos y esto permite intercambio de ideas, informaciones, trabajos individuales y enriquecimiento del grupo”.

Lograr “la intimidad de determinados espacios” es fundamental para ShowRoomPrive. “Invita en ciertas situaciones a la reflexión, a tomarse un tiempo para pensar, a concentrarse en los objetivos”, indican.

Además, para seguir desconectando de la realidad -“pero solo por un momento”, avisan- las oficinas francesas de ShowRoomPrive cuentan con dos cocinas “en las que se puede cocinar, tomar un café, un aperitivo”. Allí hacen “fiestas de cumpleaños y sorpresas a los papás primerizos”, y convierten “en amigable” el espacio de trabajo.

Por otro lado, la variedad de espacios abiertos con la que cuentan estas oficinas permiten realizar “la gran variedad de actividades” que aglutinan, entre las que figuran recepción de productos, photoshooting y ventas y por otro lado MK, RRHH y otros departamentos.

“Un ambiente de convivencia y agradable hace que nuestro equipo se sienta cómodo y como en casa mientras trabaja. Sobre todo, hace que trabajen mejor, tengan más interés y ellos mismos se esfuercen para mantener ese buen ambiente”, defienden en ShowRoomPrive.

Fotos cedidas por ShowRoomPrive

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.