e-conomía

Satya Nadella protagoniza un nuevo capítulo en la historia de Microsoft

satya-nadella-2
Escrito por Esther Macías

Es oficial. Desde hoy Satya Nadella, un histórico de la compañía, con 22 años a sus espaldas en Microsoft, será el nuevo CEO de la empresa de Redmond. Hacer que Microsoft vuelva a brillar en la era ‘postPC’ dominada por la movilidad y la nube es su gran reto.

Es oficial. Desde hoy Satya Nadella, un histórico de Microsoft, con 22 años a sus espaldas en la compañía y en este momento vicepresidente ejecutivo del grupo de Cloud y Empresa, será el nuevo CEO de ésta, como ya anticipaba Bloomberg hace unos días. Cinco meses han tardado los responsables del gigante del software y sus colaboradores en esta misión en encontrar a un sustituto para Steve Ballmer, que comunicaba en agosto de 2013 que abandonaría la empresa en el plazo de un año a más tardar.

Encontrar al candidato ideal ha sido complejo. Son muchos los nombres analizados, desde Alan Mulally (CEO de Ford), hasta Stephen Elop (exCEO de Nokia), pasando por Paul Maritz (antiguo ejecutivo de Microsoft) y Tony Bates (actualmente en la compañía). Al final el elegido ha sido precisamente uno de los que menos se ha hablado, un hombre ‘de la casa’, de 46 años, un perfil que se acomoda a la perfección a la idea del candidato ideal que buscaba Microsoft para el puesto de consejero delegado: un ejecutivo que aunara fuertes capacidades técnicas con una amplia visión del negocio. Nadella las tiene. Así lo indica Steve Ballmer en un correo electrónico enviado a los empleados de la compañía y hecho público por ésta: “Es un líder probado. Tiene fuertes habilidades técnicas y una gran visión de negocio. Tiene una destacada capacidad para ver lo que sucede en el mercado, darse cuenta de la oportunidad y realmente entender cómo aunar esfuerzos en Microsoft para acometer estas oportunidades de una forma colaborativa”.

Bill Gates, fundador de Microsoft y miembro del consejo directivo de la compañía, coincide con Ballmer en que éste es el mejor candidato para dirigir la nueva era de la empresa a la que dio vida junto a Paul Allen en abril de 1975. “En estos tiempos de transformación, no hay mejor persona para liderar Microsoft que Satya Nadella”, señala en un comunicado de la compañía. “Su visión acerca de cómo la tecnología será utilizada y experimentada en todo el mundo es justo lo que necesita Microsoft ahora que la compañía entra en un nuevo capítulo de crecimiento e innovación de producto”, continúa Gates, quien, por otro lado, deja la presidencia del consejo de administración –le sustituye John Thompson– y asume a partir de ahora un nuevo papel en la compañía como consejero tecnológico, un rol que le obligará a colaborar y apoyar estrechamente a Nadella en dar forma al nuevo rumbo que está emprendiendo la compañía en esta llamada era ‘postPC’ dominada por la movilidad y la tecnología basada en el modelo cloud.

Los retos de Satya Nadella al frente de Microsoft

Hacer que Microsoft vuelva a brillar en la era ‘postPC’ en la que nos encontramos y que está dominada por la movilidad y la nube es, sin duda, el gran reto de este ejecutivo de origen indio afincado desde hace décadas en Estados Unidos. El gigante del software, monopolio de facto en el mundo del PC, no ha sabido ver a tiempo que este último dispositivo empezaba a flaquear y que los móviles y la informática en la nube tomaban el relevo a la tradicional informática. Sí, la empresa se ha subido por fin a la nube –precisamente el buen hacer de Nadella, responsable de la estrategia cloud de la compañía, ha tenido que ver en ello– y también está trabajando duro para posicionarse en el ámbito de la movilidad. Incluso ha comprado recientemente la división de dispositivos móviles de Nokia para ampliar el aún discreto trozo de tarta que tiene de un mercado, el de la movilidad, dominado en el ámbito del software por dos plataformas que han surgido hace menos de una década: Android, de Google y auténtico rey de este mercado, y el sistema iOS, de Apple, compañía que vislumbró otra forma de entender la telefonía cuando lanzó en 2007 el primer smartphone de éxito, el popular iPhone.

No obstante, Nadella es perfectamente consciente de los desafíos que tiene por delante. “Nuestra industria no respecta la tradiciónseñala en una carta enviada a los empleados con motivo de su nombramiento–. Solo respeta la innovación. Este es un momento crítico para la industria y para Microsoft. No hay que cometer fallos, nos dirigimos hacia otros sitios más grandes mientras la tecnología evoluciona y nosotros evolucionamos con y antes que ella. Nuestro trabajo es asegurar que Microsoft progresa en un mundo en el que cloud y la movilidad son lo primero”.

Habrá que dejar pasar un tiempo para ver si las acciones y estrategias que se aborden en el ‘tercer reinado’ de Microsoft, esta vez liderado por Nadella, producen un nuevo milagro en la compañía de Redmond. “Muchas compañías aspiran a cambiar el mundo –señala Nadella en el citado documento–. Pero muy pocas tienen todos los elementos que se requieren para ello: talento, recursos y perseverancia. Microsoft ha probado que tiene de los tres en abundancia”.

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.