e-conomía Empresa

Samsung revisa sus expectativas a la baja por las malas ventas del Galaxy S6

Teléfono con pantalla curva en los laterales Samsung Galaxy S6 Edge.

Complicado momento el que atraviesa Samsung. La firma coreana acaba de confirmar lo que los analistas ya venían sospechando en los últimos días: que las ventas del Galaxy S6 no han alcanzado las previsiones del mercado y ello acarrea, obligatoriamente, unas menores perspectivas de negocio para el segundo trimestre del año.

En este sentido, Samsung ha recortado a 5.545 millones de euros los beneficios operativos que espera alcanzar en estos tres meses de 2015, un 4% menos que lo anotado en el ejercicio anterior. Se trata del séptimo trimestre consecutivo en negativo para la compañía surcoreana.

La facturación también caerá de forma dramática en tasa interanual, un 8,3% menos que el mismo período de 2014, hasta quedarse en el entorno de los 38.580 millones de euros.

Con ello, y sumado a los malos datos de los tres primeros meses del año (de hecho, si se comparan el primer y el segundo trimestre de 2015, se percibe una mejoría del 15,4% en esta segunda franja), Samsung lleva acumulados una facturación de 76.444 millones de euros (10,29% menos que en los mismos meses de 2014) y unos beneficios de apenas 10.351 millones de euros, frente a los 12.601 que cosechó en el mismo período del pasado ejercicio.

 

Malos resultados que se suman a los del primer trimestre

Los datos de este segundo trimestre del año no son una anotación agridulce en la historia de Samsung sino una tendencia continuada. Sin ir más lejos, en los tres primeros meses del año, la compañía obtuvo unos ingresos de 40.320 millones de eurosun 12,2% menos que en los mismos meses del año anterior y un 13,5% menos que en el trimestre anterior. En cuanto a los beneficios netos, estos cayeron aún de forma más pronunciada, un 40%, hasta situarse en el entorno de los 3.960 millones de euros.

¿Y cuál ha sido el motivo de este descenso pronunciado? Aunque Samsung comercializa una amplia gama de productos electrónicos (desde cámaras de fotografía hasta televisores o lavadoras), lo cierto es que la mitad de la facturación de la firma coreana proviene de su división móvil, con lo que el mal rendimiento de esta área (que vio caer sus ingresos un 20% en tasa interanual, con 83,2 millones de unidades vendidas) se dejó notar de forma destacada en las cuentas finales de la empresa.

 

Las malas ventas del Samsung Galaxy S6, las causantes de esta caída

Dentro de este recorte de las expectativas, hay un nombre propio que explica gran parte de este descalabro: Samsung Galaxy S6. Y es que han sido los malos datos de ventas de este smartphone, el más avanzado de la firma coreana, los que han propiciado estos malos resultados financieros.

Samsung había depositado muchas esperanzas en su último móvil de bandera pero los sucesivos retrasos en la producción del terminal, los fallos en la gestión de la memoria RAM y el auge del iPhone 6 no han permitido que este smartphone deslumbre como esperaban desde Seúl.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.