e-conomía

Samsung condenada a pagar otros 290 millones de dólares a Apple

Escrito por Elías Notario

Samsung ha sido condenada a pagar 290 millones de dólares a Apple en concepto de daños por violación de patentes de los de Cupertino que la marca surcoreana infringió en varios de sus dispositivos móviles

Las peleas en juzgados entre tecnológicas se han convertido en el pan nuestro de cada día. Una de las más encarnizadas es la que mantienen Samsung y Apple desde 2011 en torno a la que acaba de producirse un nuevo acontecimiento importante: un jurado de California ha dictaminado que los primeros deben pagar a los segundos 290.456.793 dólares en concepto de daños por violación de patentes propiedad de los de Cupertino que la marca surcoreana infringió en varios de sus dispositivos móviles.

Esta última sanción se suma a los otros 600 millones de dólares en los que quedó la primera del caso. En un primer momento ascendió a 1.050 millones de dólares -una de las mayores multas impuestas en este terreno-, pero a posteriori Lucy Koh, la nueva jueza que pasó a instruir el litigio, consideró que el jurado que la impuso en un juicio celebrado en agosto de 2012 había errado al calcular los daños relativos a 13 de las patentes así que anuló el monto correspondiente -450 millones de dólares- y ordenó nuevo juicio sobre esa parte; el que nos ocupa y se ha saldado con 290 millones de dólares de multa.

Es decir, que en total Samsung adeuda a Apple unos 890 millones de dólares en sanciones, que podían haber sido más ya que los de la manzana les reclamaban en este segundo juicio 380 millones de dólares, o menos si hubiera ganado Samsung quienes argumentaron en el segundo capítulo del proceso que como máximo debía pagar 52 millones de dólares.

Ante la sentencia, Apple ha declado que:

“Para Apple este caso siempre ha sido algo más que patentes y dinero. Ha sido sobre la innovación y el trabajo duro que hemos dedicado a inventar productos que la gente ama. Aunque es imposible poner un precio a esos valores, estamos agradecidos al jurado por mostrar a Samsung que copiar tiene un precio”.

Por su parte Samsung también se ha pronunciado ya diciendo:

“Estamos decepcionados por la decisión de hoy, basada en gran parte en una patente que la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos consideró válida recientemente. Mientras continuamos con nuestras acciones y apelaciones posteriores al juicio, vamos a seguir innovando en tecnologías y productos que son amados por nuestros numerosos clientes en todo el mundo”.

De lo anterior se deduce pues que la batalla no ha terminado. Y a esta en marzo se unirá otra, mes en el que las dos compañías tienen pendiente juicio en el que la justicia tendrá que dilucidar si los productos móviles más nuevos lanzados por Samsung, por ejemplo el Galaxy S3 o el Note 2, también incumplen patentes de diseño y utilidad de Apple o no.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com