e-conomía

Rusia advierte de los peligros del bitcoin y recuerda su “ilegalidad”

Singapur decide que no interferirá en las transacciones de bitcoin
Escrito por Redacción TICbeat

La Oficina del Fiscal General ruso advierte de los riesgos que entrañan los pagos en una moneda con la que pueden financiarse actividades ilegales, como el terrorismo.

Rusia se ha sumado a la lista de países que eligen bando frente al bitcoin, y, en este caso, se ha inclinado por una posición más conservadora que otras naciones como Canadá o Singapur, advirtiendo de que esta es una moneda “paralela e ilegal”.

Según informa la agencia de noticias Reuters, las autoridades rusas acaban de advertir de que el bitcoin puede ser utilizado para financiar actividades delictivas como el terrorismo, a veces, incluso, sin que sus propietarios lo sepan, y que además se trata de una divisa ilegal.

En concreto, la Oficina del Fiscal General de Rusia ha realizado la siguiente declaración: “Los sistemas anónimos de pago y las cibermonedas han aumentado considerablemente su circulación –incluida la más conocida, el bitcoin, pero se trata de sustitutos del dinero que no deberían ser empleados por individuos ni por entidades legales”.

A juicio de este organismo, la ley rusa establece que la única moneda válida y oficial es el rublo, y que introducir otras divisas es una actividad ilegal.

Antes de estas declaraciones de la Oficina del Fiscal General, el Banco Central ruso ya había advertido de las características especulativas y de los riesgos que entraña adquirir bitcoin o realizar transacciones en esta moneda.

“Los ciudadanos y las entidades se arriesgan a involucrarse, incluso sin quererlo, en actividades ilegales, como contactar con dinero procedente del crimen, así como financiar delitos como el terrorismo”, advirtió el Banco.

La Oficina General del Fiscal y el Banco Central de Rusia trabajan ahora mismo en reforzar y endurecer la normativa vigente en Rusia, para prevenir los riesgos que, a su parecer, tiene manejar este tipo de “pseudomonedas”.

Mientras Rusia se cruza de brazos frente al bitcoin, otros países, como Singapur, cuya autoridad monetaria reconoció, hace poco, que no podía intervenir en la decisión de cada entidad de elegir si aceptar o no transacciones en esta moneda, se rinden a los encantos de la divisa virtual más popular. En Canadá ya existe un cajero automático que emite bitcoin, los de Taiwan y Hong-Kong están en camino, una universidad de Chipre permite que su matrícula se pague con bitcoin y un equipo de la NBA estadounidense como los Sacramento Kings acepta pagos en esta moneda en su web oficial.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.