e-conomía

Una reunión de Facebook con BlackBerry alimenta los rumores de compra

Escrito por Redacción TICbeat

La red social de Mark Zuckerberg necesita menor dependencia de Apple y Samsung y la canadiense necesita que la rescaten del pozo.

Ejecutivos de la canadiense BlackBerry habrían viajado a los cuarteles generales de Facebook en California, para participar en una reunión en la que, según publica el Wall Street Journal, se habría hablado de la posible compra del fabricante de smartphones por parte de la compañía de Mark Zuckerberg.

El periódico estadounidense cita fuentes cercanas a la reunión, aunque ninguna de las dos compañías ha querido hacer comentarios al respecto.

BlackBerry, la que fuera pionera en el mercado de los smartphones, se enfrenta a un traumático descenso en las ventas de sus dispositivos que la han llevado a plantearse la venta como la única solución. Se encuentra, además, en pleno proceso de reestructuración de su plantilla, mediante el cual un 40% de sus empleados se irán a la calle.

La reunión ha reactivado las especulaciones acerca de la posibilidad de que Facebook esté interesado en fabricar su propia línea de teléfonos. Pese a que Zuckerberg lo ha negado públicamente en varias ocasiones –lo define como una estrategia equivocada y ha preferido optar por el software móvil Facebook Home–  la creciente dependencia de la red social de su tráfico móvil, sobre todo en lo que respecta a los clics en los anuncios, mantiene vivos estos rumores.

Quizá lo que busque Facebook no sea lanzar su propio teléfono, pero sí tenga que ver con las patentes de BlackBerry (valoradas en alrededor de 4.000 millones de dólares y relativas a la seguridad y privacidad de sus dispositivos), el activo más valioso de la compañía a pesar de las dificultades que atraviesa, que podría liberar a la red social de la dependencia que actualmente tiene de Samsung y de iPhone.

Se estima que el valor actual de BlackBerry rondará los 2.600 millones de dólares, sin deudas contraídas. Aun así, la adquisición conllevaría un coste añadido, el de resucitar a una compañía en horas muy bajas, tanto, que probablemente retire del mercado su última línea de dispositivos tras su pésima acogida entre los consumidores, según el WSJ.

Queda por ver, además, qué coste final tienen las cada vez peores ventas de la compañía en su valoración. El misterio se resolverá el lunes, el día que finaliza el plazo que la canadiense acordó con Fairfax, la financiera con la que ya ha cerrado un acuerdo preliminar de compra, para barajar otras opciones.

Foto cc: Dennis Wong

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.