e-conomía

La rentabilidad de las compañías de software libre

rh
Escrito por Marcos Merino

Los inversores en capital riesgo anuncian que el código abierto vive su gran momento económico, y ejemplos como el de Red Hat vienen a confirmarlo.

Index Ventures es una empresa de inversión de capital riesgo radicada en Suiza, y que destaca por su predilección por los sectores de la investigación biomédica y de las nuevas tecnologías, habiendo invertido en este último a través de proyectos destacados como Skype, MySQL, Flipboard o Joost. Recientemente, uno de los socios de la firma escribía un artículo en Re/code en el que destacaba que nos encontramos en un momento ideal para las compañías dedicadas al software libre:

“En Index Ventures hemos estado invirtiendo en el código abierto desde hace ya 12 años, y una hemos visto un momento tan “tormenta perfecta” para que compañías vinculadas al mismo den el salto de los rudimentario-y-gratis a los grande-y-rentable. Con recientes noticias de que Hortonworks [una compañía dedicada al desarrollo de servicios sobre la plataforma de datos empresariales Apache Hadoop], una de nuestras inversiones, ha conseguido recaudar otros 100 millones de dólares de financiación, queda claro que la industria está finalmente lista para aceptar y valorar a las nuevas empresas de código abierto como negocios listos para crecer a largo plazo”.

¿Qué ha cambiado?

Tras reconocer que parece contraintuitivo que un modelo de software comunitario y casi anarquista pueda servir como base de una industria rentable, Volpi analiza algunos factores que están contribuyendo a ello:

A la vanguardia del sector

Este modelo de desarrollo de software se ha mostrado útil para coordinar e incentivar a los desarrolladores para producir plataformas seguras, robustas y personalizables sobre las que construir sus servicios. La labor de Hortonworks y Elasticsearch sobre Apache Hadoop y Apache Lucene, respectivamente, son muestras de ello. Además, el código abierto no sólo se ha adaptado bien al cloud computing, sino que su utilidad ha crecido de forma exponencial con el mismo.

Adecuado para la gran empresa

Esta tecnología dejó de ser cosa de “hackers y geeks” cuando las empresas se dieron cuenta de que contratar las millonarias licencias de software de Microsoft u Oracle no hacían más que reforzar su dependencia con respecto a esas compañías, mientras el software libre podía ofrecer la misma funcionalidad y mejor escalabilidad.

Modelos de monetización acertados

El modelo freemium, cada vez más usado por el conjunto de empresas y desarrolladores de software en la actualidad, nació dentro de la comunidad del software libre: permitir el acceso libre/gratuito del usuario al núcleo básico de la aplicación, y cobrarle por ciertas características adicionales y/o por el servicio de soporte.

Crecimiento

El software libre ha crecido en su implantación empresarial (el 86% de las empresas no tecnológicas usan alguna clase de software libre a día de hoy), y con él han crecido las empresas basadas en el mismo, que han dejado de depender fundamentalmente de su comunidad de usuarios-programadores para pasar a desarrollar internamente sus productos.

El ejemplo Red Hat

Si hay una empresa que en estos años haya simbolizado la rentabilidad del software libre y de su modelo de monetización freemium ésa es Red Hat: desarrolladores desde 1993 de la distribución del mismo nombre del sistema operativo GNU/Linux, y una de las primeras adoptadas por el público general.

Sólo 6 años después, la compañía salió a Bolsa y sus acciones obtuvieron la octava mayor ganancia en su primer día en toda la historia de Wall Street. Y sin bien pocos años después sus acciones perdieron la mayor parte de su valor, afectados por la crisis de las puntocom, en 2002 anunciaban ‘números negros’ por primera vez en la historia de la empresa. Sus beneficios en 2011 ascendieron por primera vez a 100 millones de dólares.

Imagen destacada de Jared Smith vía Flickr.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.