e-conomía Empresa

Qualcomm descarta dividirse en dos compañías

qualcomm
Escrito por Marcos Merino

Pese a la presión de sus accionistas, la compañía fabricante de los chips Snapdragon no separará esta área de negocio de la de las licencias de patentes.

Pese a la presión llevada a cabo por parte de sus accionistas, Qualcomm descartó esta misma semana la posibilidad de emprender un proceso de división de sus dos grandes áreas de negocio: la fabricación de chips (suyos son los chips Snapdragon para smartphones) y la explotación de licencias de patentes.

Según afirmó en un comunicado el CEO de la compañía, Steve Mollenkopf, “los beneficios estratégicos y las sinergias de nuestro modelo no son replicables a través de estructuras alternativas. Por lo tanto, estimamos que la estructura actual es el mejor modo de llevar a cabo nuestra estrategia y ofrecer un mejor rendimiento y rentabilidad”. Thomas Horton, directivo de la compañía, afirmó que ésta ya había valorado en el pasado la posibilidad de dividirse y que en esta ocasión ha recurrido a un comité especial para “llevar a cabo una revisión profunda de la estructura existente, así como un amplio estudio de alternativas”.

Pese a que, en los últimos tiempos, las divisiones de compañías tecnológicas se han puesto de moda en Silicon Valley, no está muy claro el modo en que un movimiento así podría ayudar a Qualcomm, que ya obtiene altos beneficios manteniendo unificadas sus líneas de negocio y compartiendo así los costes de I+D.

Los retos de futuro de Qualcomm

Eso no significa que Qualcomm no tenga que emprender algunos cambios. Debe, en primer lugar, convencer a sus accionistas, que han visto cómo el precio de sus acciones disminuía un 35% a lo largo de este año, de que pueden volver a su anterior ritmo de crecimiento.

En segundo lugar, debe defenderse del creciente escrutinio de sus prácticas empresariales por parte de los organismos reguladores: la compañía se encuentra bajo investigación en 3 continentes, lo que ha constituido una de los mejores argumentos en pro de la división del negocio: muchos inversores han alegado que los reguladores podrían ceder si la compañía renunciaba así a parte de su poder sobre el mercado de los smartphones.

Sin embargo, los directivos de Qualcomm sostienen que los reguladores están investigando ambas áreas de negocio, por lo que según su presidente Paul Jacobs, “pensamos que no habría una diferencia significativa desde el punto de vista legal“.

Por último, debe afrontar su estancamiento de ventas. Su posición, antes dominante como proveedor de chips para smartphones LTE ha ido declinando drásticamente desde que Apple decidió aumentar su cuota de mercado en alta gama y Samsung optó por montar un chip de cosecha propia en sus nuevos modelos en lugar de usar el Snapdragon 810.

Fuentes de Qualcomm citadas por Re/code afirman, sin embargo, que la compañía surcoreana tendría previsto usar el nuevo Snapdragon 820, al menos en algunas versiones de su próximo modelo estrella. Una decisión que, si finalmente se adopta, posiblemente venga condicionada por el hecho de que Qualcomm está fabricando ese chip en las propias fábricas de Samsung.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.