¿Pueden los e-books salvar la industria editorial?

E-books Amazon Barnes & Noble LibrandaLa librería más grande del mundo, Barnes & Noble, ha anunciado que vende tres veces más libros electrónicos que libros físicos de cualquier formato a través de su página web. En Amazon, la venta de este tipo de libros superó hace tiempo a las de libros tradicionales. De hecho, el Kindle, su e-book, es el artículo más vendido de su historia. ¿Son los e-books la salvación de la industria?

Desde Barnes & Noble también anunciaron que las ventas a través de su página web crecieron un 50%. Además, las ventas de su e-book, el Nook, les reportaron 858,1 millones de dólares a lo largo del año.

¿Qué supuso esto? Que las ventas totales de Barnes & Noble subieron un 20% respecto al año pasado hasta llegar a los 7.000 millones de dólares. De esta cantidad, 4.400 millones correspondieron a las ventas en tiendas físicas, donde los e-books no tienen tanta presencia. Sin embargo, estas ventas cayeron un 3% durante el último cuarto del año.

No obstante, a pesar de que el CEO de la empresa, William Lynch, aseguró que ya vendían tres veces más libros electrónicos que formatos físicos a través de BN.com, como recoge Paid Content, la compañía no dio datos concretos.

Lo mismo ocurre con Amazon. El Kindle es el objeto más vendido de la historia en Amazon, pero la empresa nunca ha dicho cuántos ha vendido. No obstante, parece que la tendencia va a seguir siendo esta, ya que en mayo de este año la empresa había vendido tres veces más lectores de libros electrónicos que a lo largo de todo 2010.

Asimismo, Amazon aseguró que ya vendía más libros para Kindle que en todos los formatos físicos. Según explicó la compañía en una nota de prensa, por cada 100 libros tradicionales que vende en su página web, vende 105 e-books. Por dar otro dato, en Reino Unido se venden el doble de libros electrónicos que de ediciones impresas de tapa dura.

La ‘piratería’, ¿un problema?

¿Significa esto que los e-books salvarán a la industria? Depende de a quién se pregunte. Hay quien considera que la facilidad que dan para utilizar contenido ‘pirateado’ hace que produzcan más pérdidas que ganancias. Según el Observatorio de piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales (PDF) publicado por IDC a instancias de la Coalición de Creadores, el valor de los libros pirateados en el primer semestre de 2010 fue de 421,5 millones de euros, frente a los 778,2 millones de euros del mercado legal.

De la cantidad ‘pirateada’, siempre según el estudio, podrían haberse ‘legalizado’ 250,3 millones de euros, ya que un 59,4% de los usuarios están dispuestos a pagar por el contenido.

De este modo, desde IDC aseguran que hay espacio para un mercado legal “si se pone coto a la piratería”. Este mercado legal, en realidad, ya existe. Aparte de las páginas de empresas como Amazon y Barnes & Noble, que, como hemos visto, venden grandes cantidades de e-books, ha habido iniciativas en nuestro país.

Alternativas

Probablemente la más famosa de todas sea Libranda, que se define como “la mayor plataforma de distribución y difusión de libros electrónicos en lengua española”. Sin embargo, esta plataforma no ha sabido convencer a los usuarios que han criticado el servicio, tanto por su escaso repertorio como por las dificultades que ofrece a la hora de comprar.

Por lo tanto, aunque es difícil saber si el libro electrónico salvará la industria, lo que sí se puede afirmar es que los usuarios tienen interés por este tipo de dispositivos y, desde luego, están dispuestos a pagar por los e-books, como muestran los datos de Amazon y Barnes & Noble. Sin embargo, son necesarias iniciativas que realmente posibiliten su compra.

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Top