e-conomía

Pros y contras de comercializar un único producto

"Ventajas y desventantajas de un solo producto"La gran mayoría de las startups comienzan abarcando una pequeña parcela de mercado, con el convencimiento de que es mejor aprender algunas cosas antes de intentar expandirse. Quieren comprobar que no lanzan productos deficitarios que puedan hipotecar o estropear el futuro de la compañía. Por esta razón, las startups se centran en un solo producto al mismo tiempo, que puede acabar siendo el único durante los primeros años de negocio.

Pero hay ventajas y desventajas en solo tener un producto. En algunas circustancias, conviene hacerlo, pero en otros caso ampliar la cartera y las líneas de negocio es sinónimo de felicidad y éxito.

Ventajas de vender un solo producto

Enfoque: Puedes aumentar la creatividad si te centras en la creación de un solo producto. Sin la distracción de la programación, gestión y venta de múltiples productos, podrás afinar mucho en los detalles de tu oferta principal, haciéndote más fuerte que otros en el mercado. También te permite mejorar tus tácticas de marcas, escoger y escoger los mejores canales y trabajar en tus fuentes de tráfico para conseguir rápidamente un grupo de clientes felices

Nicho especializado: De esta forma, una startup tiene la capacidad de ser un nicho muy localizado y en vez de construir un producto que sirva a todos, puede comercializar uno que sirva a un mercado mal atendido. Definir la larga cola de tu mercado puede suponer un éxito total, ya que estarás capacitado para captar la mayoría de esos clientes que no están satisfechos.

Ser eficientes: Con un enfoque centrado en un producto, con un ‘target’ bien definido, se puede afrontar el desarrollo más rápido que con la división de esfuerzos entre múltiples canales. En realidad, acabas por conocer mejor los detalles de tus consumidor y consigues mayor sensibilidad para predecir los posibles cambios que necesiten.Todo esto conlleva un ahorro de costes.

Contras de vender un solo producto

Venta no cruzada: Al tener un solo producto, no se puede aprovechar la venta cruzada de productos complementarios a tus clientes. Hacerlo incrementa el tiempo y el tamaño de los pedidos, mantiene el flujo de caja e incrementa las partidas presupuestarias para marketing.

Una startup que vende un solo producto, solo puede vender copias del mismo. Una solución puede ser la asociación con distintas empresas que comercialicen esos productos complementarios, pero no generará el mismo volumen de negocio que si lo hicieses desde la misma empresa.

Actualización del producto: Los clientes solo necesitan una determinada cantidad de un producto. Excepto que estés actualizando e innovando continuamente la línea de negocio, haciendo mejoras muy notables entre una versión y otra, es difícil ofrecer un incentivo a los clientes para que adquieran nuevamente el producto en un corto periodo de tiempo.

Menos oportunidades de Marketing: Puedes vivir cómodamente comercializando un solo producto, pero también es un poco difícil encontrar oportunidades de venta a sus clientes. Para alcanzar la máxima capacidad en el mercado, seguramente tengas que hacer frente más estrategias de marketing que si te diversificases en varios sectores, lo que es más caro e ineficiente.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.