Los problemas de Google con las mujeres

¿Tienen Google y Larry Page un problema con las mujeres? La compañía se enfrenta a un problema bastante común entre las firmas de nuevas tecnologías: las dificultades para fichar personal femenino y, sobre todo, la escasa presencia de mujeres entre los altos puestos directivos. La situación se ha, además, agravado desde que Larry Page ha asumido el control de la firma.

En los tiempos de Page, las mujeres han retrocedido de los puestos directivos, tal y como demuestra un artículo de The New York Times que analiza la situación femenina en Google y los pasos que la compañía está tomando para atajar el problema. No sólo abandonó Marissa Mayer para ser CEO de Yahoo! (a quien antes habían recolocado en una posición con menos poder al que antes tenía) sino que también fueron degradadas de los puestos de mayor nivel la responsable de comunicación, Rachel Whetstone, y la jefa de negocio internacional, Shona Brown, a quien enviaron a dirigir la benéfica Google.org. Las cuatro mujeres del comité de dirección se convirtieron en una y de las quince personas fichadas para puestos clave sólo una fue una mujer, todo bajo el reinado de Page.

Una de las mujeres que sí ha permanecido en los puestos clave, Susan Wojcicki, explica al Times que Google siempre se ha preocupado por crear un ambiente que propicie la contratación y promoción de mujeres. Un empleado explica que el producto tiene más peso que las divisiones puramente business en Google, lo que explica la situación en términos de género.

La compañía ha, sin embargo, implementado políticas para conseguir reducir la brecha. Así, la firma descubrió que muchas mujeres no pasaban de la primera entrevista de trabajo, telefónica, básicamente porque no acostumbran a vender sus logros tanto como sus contrincantes hombres. Ahora piden más detalles sobre sus logros. También descubrieron que aquellas mujeres que no llegaban al final habían sido entrevistadas únicamente por entrevistadores hombres, por lo que Google ahora introduce siempre a una mujer en el proceso de selección al que se enfrenta otra mujer.

Para potenciar la promoción interna, según apunta el Times, las ejecutivas senior ofrecen talleres a las mujeres para que sepan postularse a un ascenso y, para evitar las salidas de personal, la compañía ha aumentado la baja de maternidad a cinco meses desde tres y ha añadido la paga completa.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top