e-conomía

El polo tech latinoamericano no se toma vacaciones

polo tech argentinaPuntaTech Meetup 2011, la tercera edición del encuentro destinado al ecosistema de negocios digitales -organizado en conjunto con la Red Innova de España-, fue convocado el último jueves 6 de enero en las cercanías de las playas de Manantiales, en Uruguay.

El evento –al cual sólo se accedió por invitación- convocó alrededor de doscientas personas (provenientes de Uruguay, Argentina, Brasil y Estados Unidos) en su mayoría representantes de empresas, entidades gubernamentales e instituciones educativas relacionadas en mayor o menor medida con el núcleo emprendedor de la región. En ese marco, Palermo Valley tuvo varios representantes como Guido y Danilo Durazzo y Martín Vivas. Quienes me pidieron realizar esta cobertura.

mariano goren marketing online emprendedoresEste artículo es fruto de la colaboración entre Palermo Valley y ReadWriteWeb.es. Mariano A. Goren, desarrollador de negocios digitales, centrados en la experiencia del usuario. Es cofundador y coordinador de relaciones institucionales de IxDA BA e investiga las dinámicas sociodigitales para la Universidad de Palermo. Escribe sobre estos y otros temas desde su web, Marianogoren.com.

Luego de la recepción en el salón de exposiciones de la impecable Fundación Pablo Atchugarry, la acción se trasladó al parque, que sirvió de escenario al aire libre para que los distintos speakers ilustraran sus ideas.

Pablo Brenner, Sergio Fogel, Pablo Larguía y Ariel Pfeffer, en su calidad de organizadores, dieron la bienvenida y presentaron el set de tres elevator pitches de interesantes startups:

–         Diego May presentó Junar, una plataforma que posibilita utilizar los datos diseminados por la Web e incorporarlos de manera dinámica dentro de otros sistemas (como planillas de cálculo).

–         Luego fue el turno de la red social móvil para mochileros Off Track Planet (impulsada por Diego Sáez-Gil), que focaliza su servicio en ofrecer una guía turística global en formato digital.

–         Sumavisos, agregador de avisos clasificados, fue presentado por Gabriel Gruber, quien destacó cómo desde Argentina -y con un equipo reducido- es posible brindar de forma exitosa servicios para 20 países, apoyándose en software open source, y en la plataforma publicitaria de Google.

Al finalizar este segmento, el brasileño Claudio Nasajon compartió su visión sobre la ebullición en la que se encuentra Brasil. El emprendedor e inversionista lo puso claro: un mercado creciente de 23 millones de personas que realizan sus compras por Internet, donde sobra dinero y faltan proyectos.

Esta situación -facilitada por adecuadas políticas de incentivos estatales, creación de redes de inversores ángeles  y un mercado que crece de manera sostenida todos los años- convierte al país en un excelente destino para proyectos en etapas iniciales de desarrollo.

Nasajon centró su exposición en ofrecer un panorama de cómo se realizan los negocios en Brasil: el tipo de socios que se puede esperar encontrar, las formas de pago electrónico, y las opciones disponibles a la hora de radicar la empresa, por ejemplo.

Andrew McLaughlin

El plato fuerte de la jornada llegó de la mano de Martín Varsavsky, quién entrevistó a Andrew McLaughlin.

Varsavsky, quien posee un notable track record de emprendimientos e inversiones, abrió la conversación mencionando una discusión que ambos sostuvieron la noche anterior al evento alrededor del caso Wikileaks y la libertad de acceso a la información: allí Martín abogaba por la apertura total, mientras el norteamericano defendía el secreto de determinados datos sensibles.

Esta situación cobra otra relevancia cuando se sabe que McLaughlin trabajó primero en Google y luego en la Casa Blanca, desempeñándose como Chief Technology Officer, asesorando a Obama durante los últimos años (siendo uno de los que ayudó a generar el plan de reforma que en los próximos años terminará por estandarizar el criticado sistema de salud del país).

Respecto de esto, Andrew comentó de las intenciones del gobierno de plantear como política de estado extender el Silicon Valley al resto del país, especialmente a ciudades como Nueva York. Esta iniciativa será cursada por medio de la conexión entre universidades y clústeres de innovación, las cuales serán facilitadas por oficinas dedicadas exclusivamente a la transferencia de tecnología. Estas serán, asimismo, el paso previo obligado para que los emprendimientos obtengan financiación.

El siguiente tema tratado se centró en las funciones que el CTO desempeñó dentro del gigantesco mecanismo estatal norteamericano: sus principales tareas estuvieron limitadas a presentar memos con recomendaciones sobre distintos temas, y generar updates para mantener actualizada a la cúpula.

Al respecto, McLaughlin fue lapidario al señalar que el pasaje entre Google y la Casa Blanca fue “terrible”: para ejemplificar esta situación, comentó que Clinton y Bush terminaron su presidencia sin enviar un solo e-mail. Fue Obama quien irrumpió con su necesidad de un sistema de correo en su dispositivo móvil (generando un enorme desafío para la protección de su terminal).

Esto –consignó- es el fiel reflejo de un entorno de trabajo donde el presidente (ni nadie debajo de él) está autorizado a dar órdenes directas, lo cual dificulta enormemente el proceso de decisión y por lo tanto la efectiva resolución de situaciones problemáticas. En síntesis, se premia a los empleados que asisten religiosamente a reuniones sin sentido, y se castiga a los que colaboran sin permiso (de hecho, él mismo fue reprendido a mediados de 2010 por haber utilizado su cuenta personal de Gmail en vez de la “oficial” provista por la Casa Blanca, y por haber conversado sobre temas sensibles con algunos de sus ex compañeros en Google).

palermo valley

Uno de los factores que señaló como más complejos a la hora de generar cambios, es la herencia burocrática: vetustas y jerárquicas estructuras federales separadas en departamentos que no tienen comunicación alguna entre sí, y donde el conocimiento generado por una agencia no puede ser capitalizado por el resto. El ejemplo más claro al respecto es la inexistencia de una red inter-agencias que permita la colaboración: el servicio -en cambio- es brindado por una empresa privada que cobra por estos contactos.

Al ser consultado por su futuro, respondió que se encuentra trabajando en generar tecnología de código abierto, que permita que las ciudades, sus gobiernos y las personas puedan usufructuar por igual.

El evento tuvo su cierre con un agradecimiento de los organizadores, dejando luego paso a un dinámico espacio para networking.

En síntesis, el PuntaTech Meetup sigue perfilándose como el evento más importante del verano en cuanto a negocios e Internet, cuyo éxito parece estar fundado por el acertado timing y la selecta lista de invitados.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.