e-conomía

Una partidita con tu marca

social-games-marcaHace pocos días hemos podido leer que el negocio de los juegos sociales podría superar los 1.000 millones de dólares. Justamente lo que nos faltaba. Tras conocer esta noticia muchas marcas que no se habían ni planteado aprovechar esta oportunidad entrarán en el mercado, y en muchos casos, como elefantes en cacharrerías. Una auténtica pena porque se pierde una oportunidad.

comercio electronico videojuego marcaEste artículo es fruto de la colaboración entre Jaime Valverde (@mitus82) y ReadWriteWeb en español. Jaime Valverde es Responsable de Marketing en Sowre Consulting. Es un apasionado de las nuevas tecnologías y su aplicación al marketing y está especializado en la orientación al cliente y las estrategias para su retención y fidelización, que desarrolla en su blog, MarketingTakeAway.

El éxito de los juegos está en la capa de entretenimiento que tienen, no en las marcas que lo abanderan. El problema es cuando no somos capaces de mirar más allá de nuestro ombligo, y esto ocurre mucho. En un mundo como el nuestro, en el que recibimos miles de impactos diarios de publicidad, ¿Por qué me voy a parar a jugar con tu marca si el juego no es divertido?

Experiencia divertida asociada a una marca

Los usuarios estamos siendo muy selectivos con aquellas herramientas o plataformas en las que empleamos nuestro tiempo, no queremos perderlo ni aburrirnos con una aplicación que sólo nos sirve para conocer el catálogo de una marca cuando decía que era algo entretenido. No, un catálogo normalmente no es divertido.

La oportunidad que nos brindan estas alternativas es la de entretener y “enganchar” a nuestros usuarios. Pero para ello tendremos que crear una historia que englobe la marca y las aplicaciones online y offline que queramos desarrollar. Todo juego que se nos ocurra deberá cumplir, al menos con 3 puntos clave:

  1. Ser entretenido para el usuario
  2. Aportar a alguno de los objetivos de marketing de la marca (nuevo lanzamiento, conocimiento del portfolio…)
  3. Ser coherente con la marca siempre

Sí, se puede explicar un nuevo lanzamiento con un juego, pero ésta no puede ser la temática central del mismo.  ¿Por qué nos compran nuestros usuarios? ¿Por qué utilizan nuestra marca y no otra? Esta es la clave. Esto nos dará información suficiente, junto con una visión global de nuestros clientes sobre el contenido que deberá tener el juego en sí.

El mejor consejo que se puede dar es que la marca y los objetivos perseguidos sean parte de la historia sin entorpecerla. ¿Queremos mostrar nuestros nuevos platos? ¿Por qué no hacer un juego de recetas? ¿ Y de gestión de un restaurante? ¿Una nevera?… Cualquier cosa menos una aplicación sin historia que sólo sirva para ver los nuevos productos que hemos incorporado. En todo momento, este juego será eso, un juego, por lo que tendremos que hacer que nuestra marca sea parte del mismo.

La marca de los anunciantes de American Idol

En el libro de Martin Lindstrom, buy.ology,  se cuenta el resultado de un experimento que hicieron durante la emisión de American Idol (un reallity americano) con los patrocinadores del programa. Llegaron a la conclusión de que sólo aquellas marcas que formaban parte de la historia (desarrollo normal) del programa mejoraron sus ventas y/o la disposición de compra de los televidentes. Es decir, la empresa de telefonía que ponía los dispositivos telefónicos durante las conexiones mejoró, en cambio, la marca de coches que patrocinaba las entradas y salidas a publicidad no. Es algo revelador, nos está diciendo que si algo nos aporta valor, si algo es parte de la historia que nos gusta, será más cercano a nosotros, estará adquiriendo los valores que el programa, la aplicación, el juego, o lo que queramos también tienen.

En realidad estaríamos haciendo algo similar al Product Placement (tomemos esto con cierta distancia), ya que incluimos nuestra marca dentro de la historia.

En resumen, es una gran oportunidad para las marcas, pero debemos trabajarla con mucho mimo y con mucho cuidado, ya que los usuarios probablemente probarán la primera vez, pero puede que no lo hagan una segunda vez. Cambiemos el chip, no estamos haciendo publicidad, estamos aportando algo a la historia de nuestros clientes, estamos ayudando a que su día sea mejor, más entretenido, y esto sí es importante.

Sobre el autor de este artículo

admin

Administrador Ticbeat- Pruebas y desarrollo
www.ticbeat.com

  • Pingback: Una partidita con tu marca()

  • vaya pues no se que prefiero que las empresas lo hagan mal y yo pase de ellas o que lo hagan tan bién que me la cuelen sin casi darme cuenta.
    Acabo de descubrir vuestra página y me parece muy interesante la información que aportais.
    soy un estudiante de Bellas Artes con una asignatura de Sociología donde llevo a cabo una investigación sobre internet y nuestra sociedad.
    Con vuestro permiso voy a enlazaros a mi blog ya que lo que estais aportando me parece clave para tener una visión mas completa.
    También agradecería cualquier comentario de vuestra parte.

  • ReadWriteWebEs

    Hola Rafael, muchas gracias por enlazarnos a tu blog, cuando tengas el post listo comparte con nosotros el enlace. Cuál es tu usuario de twitter, para que te demos follow y así estar en contacto.
    Un saludo y gracias por leernos!

  • Pingback: mollen carbid()