e-conomía

Los nuevos responsables de las prioridades digitales en Europa

UE-tecnologia
Escrito por Autor Invitado

Impulsar las acciones pertinentes para completar el Mercado Único Digital antes de 2020, apoyadas sobre un capital humano con las habilidades adecuadas, una industria tecnológica vibrante, un marco regulatorio adecuado y unas infraestructuras de acceso y servicio inclusivas son los retos de los nuevos responsables de los asuntos digitales en Europa: Andrus Ansip y Gunther Oettinger.

La elección de una nueva Comisión Europea es el momento cumbre en el juego institucional de la Unión Europea. Sobre la mesa está la selección del equipo político que impulsará la definición y desarrollo de las políticas públicas europeas durante un quinquenio. La arquitectura de carteras presentada por el presidente de la Comisión Europea y las personas propuestas para ostentarlas son sometidas a aprobación por el Parlamento Europeo tras haber recibido el visto bueno del Consejo. El juicio de los representantes de los ciudadanos sobre la propuesta de Comisión Europea se materializa en una serie de audiciones individuales de cada uno de los candidatos a comisario y una votación de investidura del colegio de comisarios al completo.

El presidente de la Comisión Europea elegido para el periodo 2015-2020, Jean Claude Juncker, ha realizado una propuesta de colegio de comisarios que rompe con la arquitectura tradicional del ejecutivo europeo. El equipo de Juncker tendrá siete comisarios vicepresidentes y veinte comisarios sectoriales. Cada uno de los vicepresidentes es responsable del desarrollo del proyecto que permita alcanzar el cumplimiento un objetivo político de primer nivel, coordinando para ello el trabajo de un grupo de los comisarios sectoriales. El modelo está orientado a eliminar los cotos y estructuras estáticas que se derivaban de la formación tradicional de un colegio con veintisiete comisarios sectoriales.

Con el objetivo de materializar su promesa electoral de completar el Mercado Único Digital en los próximos cinco años, el presidente de la Comisión Europea ha creado una Vicepresidencia del Mercado Único Digital. La persona designada para este puesto es el ex primer ministro de Estonia, Andrus Ansip. El equipo de comisarios que le apoya para alcanzar el objetivo del Mercado Único Digital está formado por los comisarios de Economía y Sociedad Digital; Mercado Interior, Industria, iniciativa empresarial y Pyme; Empleo, Asuntos Sociales, capacidades y movilidad laboral; Justicia, Consumidores e Igualdad de Género; Asuntos Económicos y Financieros, Impuestos y Aduanas; Política Regional; y Agricultura y Desarrollo Rural. De entre estos siete comisarios, es de esperar que su principal colaborador sea el primero de ellos, puesto para el que ha sido designado el ex comisario alemán de Energía, Gunther Oettinger.

¿Por qué dos comisarios para el área digital?

La existencia de dos comisarios con responsabilidad en los asuntos digitales dentro de la nueva Comisión Europea puede llamar a la confusión. De hecho, en Bruselas circula la broma de que ha sido necesario elegir a dos hombres para poder realizar el trabajo de una mujer, la saliente comisaria para la Agenda Digital Europea, Neelie Kroes. No obstante, una lectura de las misiones que les ha encomendado el presidente de la Comisión Europea a cada uno de ellos despeja las posibles dudas. De un lado, Andrus Ansip es responsable de coordinar la digitalización de Europa. Su misión es “convertir Europa en líder mundial en el uso de las TIC” mediante “un mejor aprovechamiento de las oportunidades que ofrecen las tecnologías digitales”.  De otro lado, Gunther Oettinger es responsable de facilitar los insumos tecnológicos y de infraestructura digital dentro del equipo del vicepresidente Ansip.

Las audiciones en el Parlamento de Oettinger y Ansip se celebraron, respectivamente, los días 29 de septiembre y 5 de octubre. La declaración de intenciones con la que cada uno abrió su audiencia y las respuestas que dieron a las preguntas de los eurodiputados permiten perfilar las prioridades digitales que tendrá Europa en los próximos años. Ambos comisarios manifestaron su preocupación por la necesidad de completar cuanto antes la renovación marco jurídico comunitario de protección de datos personales y la actualización de las normas europeas de copyright y propiedad intelectual a la realidad del ámbito digital. El desarrollo del concepto de Internet abierta, extendiendo los principios inspiradores de neutralidad de red a toda la cadena de valor de servicios digitales, como buscadores, fue otro punto de coincidencia entre ambos.

La distinta nacionalidad de los comisarios se manifestó también en aspectos diferenciales de sus intervenciones. De este modo, Oettinger incidió en la necesidad de impulsar el despliegue de banda ancha ultrarrápida y fomentar la Industria 4.0, aspectos destacados en la recientemente publicada Agenda Digital para Alemania. Por su lado, Ansip remarcó el papel de la digitalización de la Comisión Europea como elemento tractor de la digitalización de las políticas europeas, concepto alineado con el papel que la digitalización de la Administración ha tenido en hacer de Estonia uno de los líderes tecnológicos de Europa.

La última oportunidad para reducir el diferencial con EE UU

Tal y como señaló el futuro comisario Oettinger, estamos en medio de una revolución. De acuerdo con la evaluación realizada por la Comisión Europea de la estrategia “Europa 2020”, todo parece apuntar a un retraso del Viejo Continente en llevar a cabo a esta revolución. No es la primera vez que el ejecutivo comunitario resalta el menor incremento en la productividad de la UE respecto a EE UU y la escasa presencia de empresas europeas en la cadena de valor de la nueva economía. La última oportunidad para reducir este diferencial puede ser impulsar las acciones que permitan completar el Mercado Único Digital antes de 2020, apoyadas sobre un capital humano con las habilidades adecuadas, una industria tecnológica vibrante, un marco regulatorio adecuado y unas infraestructuras de acceso y servicio inclusivas. Ese es el reto por delante de los nuevos responsables de los asuntos digitales en Europa.

 

El autor de este artículo es Emilio García (@egarciagarcia), funcionario de Cuerpo Superior de Sistemas y Tecnologías de la Información. 

 

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado