e-conomía

La nueva tendencia de dividir compañías tecnológicas llega también a Symantec

dividido
Escrito por Marcos Merino

Nuevas empresas se suman a la estrategia de vencer dividiéndo(se): tras eBay y HP, llega el turno del gigante de la seguridad y gestión de la información Symantec.

Siguiendo los pasos de eBay y de HP, hace unos días ha sido Symantec, el gigante de la seguridad informática, quien ha anunciado que en breve se sumará a la estrategia de “divide y vencerás”, cada vez más popular en el sector tecnológico estadounidense. eBay ya anunció la escisión de su negocio de pagos online estructurado en torno al servicio PayPal para separarlo del portal de comercio electrónico y subastas, al igual que hizo HP dividiendo sus negocios de informática personal y de servicios corporativos, después de 100 años de existencia como empresa.

Ahora es Symantec la que separa sus divisiones de seguridad informática y de gestión de la información para “permitir a cada entidad maximizar sus respectivas oportunidades de crecimiento e impulsar un mayor valor para los accionistas”, estableciendo diferentes políticas de asignación de capital, estrategias independientes de I+D y reduciendo su complejidad operativa.

La ‘nueva-vieja’ Symantec

Symantec disfruta a día de hoy de un porcentaje del mercado de la seguridad informática el doble de grande que su más inmediato competidor, habiendo generado unos ingresos de 4.000 millones de dólares en lo que llevamos de 2014, y disfrutando de unas previsiones de volumen de negocio de 38.000 millones de dólares para 2018. A partir de ahora, su ámbito de actuación serán la seguridad del consumidor y móvil, el cifrado, los certificados SSL, la prevención de pérdida de datos, y los servicios de autenticación, e-mail, y web.

El negocio de la gestión de la información

La nueva empresa dedicada a la gestión de la información y a los productos de copia de seguridad (un campo que mueve 11.000 millones de dólares a día de hoy y que puede ampliarse a 16.000 millones en cuatro años) aún carece de nombre, pero prevé centrar su negocio en lanzar soluciones que reduzcan drásticamente el coste total del almacenamiento y gestión de la información corporativa y de la generación de conocimientos con valor empresarial a partir de la misma.

La siguiente, ¿Microsoft?

Hace unos días, en Techradar especulaban en torno a la posibilidad de que Microsoft fuera una de las siguientes compañías en apostar por la estrategia de división (no es tampoco la primera vez que este asunto se pone encima de la mesa): “¿Cómo puede una empresa con 128.000 empleados en todo el mundo, que trabajan en una amplia cantidad de estrategias y productos, seguir siendo ágiles en el cambiante sector tecnológico de 2014?”. Así, se plantea establecer estrategias separadas para sus negocios de dispositivos (Windows Phone, Syrface y Xbox) y de servicios (Windows, Office, Azure, etc.).

¿La culpa es de la nube?

Mientras, en Fortune ponen sobre la mesa una posible explicación a la nueva tendencia de reconfiguraciones empresariales: al contrario que en los tiempos de la burbuja .Com que estalló en el año 2000, las compañías más beneficiadas por la inversión de capital riesgo no están siendo las ya establecidas, sino nuevas empresas que han sabido subirse al carro de la nueva tecnología disruptiva: el cloud computing.

Mientras, las empresas “viejas” presencian cómo los ingresos por nuevas licencias de sus tecnologías y servicios decrecen, y dependen cada vez más del soporte y mantenimiento de los clientes ya existentes. Por eso, algunas de estas empresas “están tratando de reconfigurarse a sí mismas como si fueran startups.

Imagen | Ryan Dickey via photopin cc

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.