Los niños y los gadgets: una nueva oportunidad para aprender con apps

Foto cc deryckh

Con los nuevos gadgets tecnológicos, más niños (y cada vez más pequeños) son aficionados a los tablet, smartphone o ereaders de sus padres. La habilidad de uso de estos niños es algo nuevo para el mundo de la tecnología, quienes han encontrado un nuevo público para aplicaciones móviles y juegos. Un gran ejemplo de este fenómeno es Infantium, una startup que se dedica a las apps educativas para niños.

“Aunque el cliente de nuestro producto son padres, el usuario es el gran protagonista: niños de 0-6 años. Los primeros años de vida son esenciales en el desarrollo cognitivo de un niño y es ahí donde queremos actuar”, apunta Karen Márquez, CEO de Infantium. Pero no quieren un simple juego, sino que los niños aprendan de forma personalizada. Para ello se han extraído toda una serie de indicadores que se utilizan para realizar el análisis de datos individual de cada niño (detectar cuales son sus destrezas, capacidades o “inteligencias”) y en función del resultado realizar recomendaciones de juego y actividades que estimulen el resto de habilidades, con los contenidos adecuados en la forma adecuada para cada niño.

Los creadores de esta empresa dedicada a la formación de niños entienden que ya existe mucho contenido dedicado a niños, pero apuntan a que todas tienen elementos en común: “Son apps que combinan entretenimiento con contenido educativo (curricular o no). No dejan de “automatizarse” actividades que se hacen “offline”, por ejemplo, en vez de un puzle de toda la vida, un puzle usando un iPad”, explica Márquez.

Lo que ellos quieren ofrecer a través de sus aplicaciones es una oportunidad para que los niños aprendan de manera individual, dando un servicio que no existe para muchos niños que aprenden mejor a través del descubrimiento (experiencias que normalmente se pierden estando en grupo). Las aplicaciones podrán responder a las interacciones de los niños en tiempo real, pudiendo mostrar resultados diferentes dependiendo de las reacciones de los usuarios. De esta manera, el aprendizaje deja de ser genérico y comienza a ser personalizado.

Al final de cada actividad, los padres podrán consultar un report de progreso del niño con el que actuar mejor sobre sus necesidades en un plan adaptativo.

Los creadores de la empresa para niños tienen previsto lanzar sus primeras aplicaciones móviles con Windows 8: “Esto nos permitirá alcanzar una masa crítica de usuarios que hagan mucho más eficiente nuestra plataforma de análisis de datos”, apunta la CEO.

Previo al lanzamiento de sus aplicaciones, la empresa ya está consiguiendo éxito: ha sido una de las ganadoras del VII Campus de Emprendedores de SeedRocket, además de ser una compañía Bizspark Plus. Todo con el objetivo de explotar al máximo las capacidades individuales y potenciar el desarrollo cognitivo en los primeros años, creando un método de aprendizaje que se ajuste a las necesidades, fortalezas y debilidades de cada niño de forma individual y personalizada.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top