e-conomía

Monedas virtuales alternativas: ¿burbuja o futuro?

Escrito por Ayram Pérez

Bitcoin no es la única moneda virtual que existe en la actualidad; existen otras como PPCoin o Lotecoins que además ofrecen mejoras técnicas y criptográficas

En los últimos meses hemos visto como la divisa digital Bitcoin ha acaparado grandes titulares tanto en medios especializados como generalistas, especialmente debido al alto precio en comparación con las monedas oficiales, llegando incluso a superar el valor de 1.000 dólares el Bitcoin.

Bitcoin se basa en técnicas matemáticas que controlan la producción de nuevas monedas, hacen posible verificar que el dinero enviado es auténtico, eliminan la posibilidad de falsificación y limitan el número máximo posible de bitcoins acuñados (21 millones).

Pero Bitcoin no es la única moneda virtual que existe. Hay otras que crecen en popularidad y valor y afirman ofrecer mejoras técnicas y criptográficas que hacen que sean más adecuadas para un uso generalizado.

Bitcoin

Litecoins: liberalizando la minería de monedas virtuales

Una de las mejoras más significativas respecto a Bitcoin que ha incorporado Litecoin, en opinión de su diseñador, Charles Lee, es que permite que se legitimen las transacciones mucho más rápidamente. Ahora mismo Litecoin la gestionan Lee y un pequeño grupo de fans.

Las transacciones con Bitcoins se verifican mediante el trabajo de un software ejecutado por otras personas que usan la moneda, un proceso que tarde de media 10 minutos y puede ser mucho más largo, una hora en el caso de muchos sitios de cambio. Lee afirma que eso impide que los operadores de tiendas en Internet usen la moneda. Las transacciones de Litecoin se confirman, de media, cada 2,5 minutos, lo que, según sus desarrolladores, es más práctico a la hora de hacer negocios.

PPCoin

Tanto Litecoin como la tercera divisa más popular, PPCoin (Peer to Peer Coin), generan nuevas monedas de forma teóricamente más práctica que el diseño de Bitcoin. Los nuevos bitcoins se crean a través de un proceso conocido como minado, en el que distintas personas ejecutan software que compite para resolver un puzzle computacional. Cada vez que se resuelve un puzzle, se adjudican nuevas monedas y se establece un nuevo reto.

Sin embargo, como cuanto más potente sea un ordenador, más probabilidades tiene de resolver estos puzzles, se ha producido una carrera entre los ‘mineros de bitcoins’ por conseguir los mejores equipos para producir estas monedas. En la actualidad solo aquellos usuarios con máquinas potentes y especializadas tienen una posibilidad de minar bitcoins con beneficios.

Cotización del PPCoin frente al Bitcoin

¿Pero esto vale algo?

Digamos que el valor real de las divisas que manejamos en nuestro día a día tienen la misma validez que un bitcoin. Al fin y al cabo no deja de ser un papel o una moneda con un valor real del precio del metal muy por debajo de lo que se acuña en sus caras. El valor del dinero ya no se establece según el patrón oro como se hacía durante principios del siglo XX, ahora el valor que le damos a una moneda se basa es la ‘especulación económica’ y por tanto en la confianza que establecemos los unos en los otros para darle validez a esa moneda. Si bien, esta confianza viene después reforzada bajo la confianza que otorga un banco central o la compra venta de divisas entre países, por tanto debemos preguntarnos: ¿estamos preparados para cambiar las reglas del juego y establecer un sistema de divisas alternativo y virtual? La respuesta la veremos en los próximos años.

Sobre el autor de este artículo

Ayram Pérez