e-conomía

Microsoft paga caro su acuerdo con Nokia

acuerdo nokia microsoftMucho se ha hablado del acuerdo entre Nokia y Microsoft para llevar Windows Phone 7 a los teléfonos de la compañía finlandesa. Sobre los desarrolladores, sobre sus posibilidades de éxito o sobre la lógica de la unión. Pero no sobre los costes que van a tener para estos dos gigantes tecnológicos, que podrían ser mucho más elevados de lo esperado.

Microsoft tendrá que pagar unos 1.000 millones de dólares a Nokia por esta colaboración y a cambio recibirá comisión por cada dispositivo vendido, según una información a la que ha accedido la cadena Blomberg.

En concreto, el desembolso inicial tiene como objetivo “promocionar y desarrollar teléfonos móviles basados en Windows”. Nokia, que aún sigue siendo el primer vendedor de hardware del mundo, equipará sus teléfonos con Windows Phone 7 para dar el salto definitivo al segmento de los smartphones, dominado por Android, de Google, e iOS, de Apple. A cambio, el fabricante tendrá que pagar a Microsoft una tasa por cada unidad vendida con alguno de sus sistemas operativos.

El triunfo de Nokia es el triunfo de Microsoft

De confirmarse el acuerdo, Microsoft pagará caro este contrato que ha llevado a Nokia a escoger Windows por delante de Android, una plataforma de éxito y barata que está impulsando los beneficios de otros fabricantes como THC o Samsung, y que además permite la personalización de la interfaz, algo que podría haber aprovechado la compañía finlandesa para aproximarlo a sus viejos sistemas operativos y para lograr la compatibilidad con las aplicaciones de OVI.

Sin embargo, los de Redmond han realizado una apuesta confiando en el éxito del producto. Al establecer esos royalties por el uso de su sistema operativo móvil, Microsoft se asegura una fuente de ingresos constante en caso de que Nokia consiga inundar el mercado con sus próximos smartphones como ha hecho hasta ahora con los teléfonos de gama baja. El punto de la amortización de la inversión inicial no ha sido aclarado.

Los rumores sugieren que también habrá pago de licencias por el intercambio de tecnología. Durante el anuncio de esta nueva alianza ya se aclararon algunas transferencias y fusiones, como el reemplazo de Bing Maps por Ovi Maps para sacar partido al Navteq de Nokia, el uso preferente de Bing como motor de búsquedas o el servicio de publicidad mediante adCenter.

Aunque estos son los términos básicos del acuerdo, un portavoz de Nokia ha reconocido que el contrato todavía no ha sido firmado, mientras que desde Microsoft se guarda silencio al respecto,  asegura Bloomberg.

Sobre el autor de este artículo

admin

Administrador Ticbeat- Pruebas y desarrollo
www.ticbeat.com