e-conomía

La hoja de ruta de IBM, en clave española

marta-martinez-ibm
Escrito por Esther Macías

Marta Martínez, presidenta de IBM en España, desgrana la estrategia de la compañía, basada en la apuesta por ‘cloud’, la movilidad, la analítica y la seguridad, y la forma en la que están aplicándola al mercado local.

La gran capacidad de adaptación a las diferentes olas tecnológicas y necesidades que imperan en el ámbito de la empresa han hecho que IBM sea una de las empresas más longevas de la historia de la informática. Con más de un siglo a sus espaldas la firma ahora liderada por Virginia Rometty sigue transformándose como consecuencia de su apuesta por cuatro áreas fundamentales, como son la nube, la analítica de datos, la movilidad y la seguridad, todas ellas tendencias claras del mercado en su conjunto. Sobre la estrategia actual del grupo y cómo se está ‘aterrizando’ en el mercado español ha reflexionado hoy ante la prensa Marta Martínez, presidenta del Gigante Azul en España, Portugal, Grecia e Israel.

La portavoz, quien ha asegurado que IBM ha crecido de forma positiva en 2014 en España –el beneficio neto de la corporación a escala global fue de 12.022 millones de dólares, un 27,1% menos que en 2013– sobre todo gracias al empuje de las áreas donde la compañía tiene foco, ha dibujado el escenario tecnológico en el que se mueven en la actualidad las compañías. Un panorama, aseveró, en el que destacan varias piezas: los sistemas transaccionales, “el core tecnológico de las empresas”, los analíticos, que permiten “consolidar y sacar partido” a la abundante información que se genera en las compañías y los sistemas de interrelación, que posibilitan las relaciones internas y externas en las organizaciones para las que la movilidad y lo social son claves. Tres grandes tipos de sistemas de los que el modelo cloud computing “se ha convertido un claro habilitador” y la seguridad, que debe “estar siempre presente, tanto internamente en las empresas como de cara al exterior”. Unas áreas que, de momento, representan el 27% del negocio global de la compañía (“en España estamos alineados con este porcentaje”, señaló la directiva) y que “irán creciendo aún más, al tiempo que disminuye el negocio tradicional de IBM”, vinculado a la venta de hardware y servicios para grandes corporaciones.

La estrategia: invertir para crecer

Consciente de esta nueva realidad tecnológica en las empresas el equipo directivo de la compañía ha apostado por invertir en los últimos años en este grupo de tecnologías. De ahí que en 2014 creara el grupo Watson, para ofertar computación cognitiva; un área en la que la compañía ha inyectado mil millones de dólares y que ya ha lanzado al mercado una primera oleada de aplicaciones desarrolladas por socios de IBM y emprendedores. “Además, Watson ya habla español. La primera referencia de una compañía usuaria de la tecnología de analítica de Watson es Caixabank, que ha optado por este sistema para mejorar la atención al cliente en sus oficinas y la comunicación con las empresas”, apuntó Martínez, destacando también a otro cliente como Repsol, que también usa la computación cognitiva para “interpretar la información y acertar en la exploración petrolífera”.

En el terreno de la colaboración la directiva destacó el lanzamiento en 2014 de Verse, un correo corporativo social a cuyo desarrollo ha destinado unos 100 millones de dólares y que, en palabras de Martínez, “supone un avance en las soluciones de interrelación en las organizaciones”. Precisamente en esta línea de aunar la analítica y las redes sociales la directiva destacó la firma el pasado año de un acuerdo entre IBM y Twitter gracias al cual, añadió, “integraremos datos de Twitter en nuestros servicios en la nube, lo que incluye a Watson, de modo que podemos ayudar a las empresas a interpretar qué dicen sus clientes de ellas en la plataforma social”.

En lo que respecta a los sistemas transaccionales Martínez recordó la venta de la unidad de servidores x86 a Lenovo “que no va a tener un impacto grande en la cuenta de resultados en España. Aunque habrá menos facturación se compensará con otras áreas”, añadió. “IBM veía poco valor en esta área y en la fabricación de semiconductores, que ha vendido a Global Foundries –señaló–. Por el contrario sí hemos invertido 3.000 millones de dólares en I+D para microelectrónica (procesadores) y otros mil millones al nuevo mainframe z13, “que dará respuesta a las necesidades de movilidad, analítica y de los sistemas transaccionales con mayor eficacia” y para el que tienen “buenas expectativas” en el mercado español.

En el área de cloud computing, otra de las grandes patas tecnológicas de la compañía en la actualidad, “IBM ha avanzado mucho en 2014 y lo haremos aún más en 2015”, sentenció la directiva, destacando los 7.000 millones de dólares destinados por la compañía al campo cloud, una apuesta especialmente acelerada desde la adquisición de Softlayer en 2013. “En 2014 hemos visto importantes frutos de todas estas inversiones: se presentó la plataforma para desarrolladores Bluemix, el punto de venta único Cloud Marketplace, aplicaciones disruptivas como Watson Analytics en la nube y anunciamos alianzas en cloud con Apple, SAP, Microsoft y Twitter”.

Finalmente en el terreno de la seguridad, “un asunto ya prioritario para los CEO de las empresas”, el Big Blue ha blindado su oferta con la adquisición de 12 compañías y la inversión de mil millones de dólares en I+D “lo que nos ha llevado a ser la tercera mayor empresa de tecnologías de seguridad del mundo”.

Alianza con Apple

Una de las alianzas más impactantes en 2014 en el ámbito de la tecnología fue la de IBM con Apple. Ambos jugadores, enemigos acérrimos en la era de los albores del ordenador personal (negocio del que IBM se deshizo vendiéndolo también a la china Lenovo años después de las grandes pugnas con la empresa de la manzana) sellaron un acuerdo para potenciar la movilidad corporativa en las empresas que implica, por un lado, “seleccionar aplicaciones para determinadas industrias seleccionadas y también dar servicios cloud optimizados para iOS, además de un nuevo servicio y soporte de Apple para los clientes empresariales y la gestión de los dispositivos y su seguridad por parte de IBM, entre otros aspectos”. Una alianza cuyos frutos IBM España espera ver en breve “con la firma de un par de referencias importantes que aún no podemos desvelar”. “También tendremos referencias en la primera mitad de este año como fruto de la alianza con Twitter. Serán clientes de todos los sectores, pues se trata de tecnologías muy transversales”, según Martínez.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.