e-conomía

Los ingresos de Twitter siguen creciendo pero los usuarios se resisten

twitter-headquarter
Escrito por Redacción TICbeat

A la red social de los 140 caracteres le cuesta sudor y lágrimas sumar nuevos seguidores.

Twitter ha publicado los resultados financieros correspondientes al tercer trimestre de 2014, y las cifras han superado las expectativas fijadas por la compañía: los ingresos ascienden a 361 millones de dólares, un 114% más que en el mismo período del año anterior.

Sin embargo, el número de usuarios no resulta tan alentador. El crecimiento de tuiteros se encuentra estancado desde hace mucho tiempo, y en estos últimos tres meses no han alcanzado las previsiones. En lugar de los 14-17 millones de nuevos usuarios activos mensuales que esperaba sumar, la red social de los 140 caracteres ha tenido que conformarse con 13 millones más, que la llevan a un total de 284 millones.

A esto hay que sumarle que la compañía sigue sufriendo pérdidas, a pesar, incluso, del fuerte crecimiento de su facturación. Según el diario británico The Guardian, la compañía sufrió este trimestre pérdidas por valor de 175 millones de dólares, más del doble de los 64,6 millones del mismo período del año anterior. Y, para el siguiente trimestre, espera un volumen de facturación de entre 440 y 450 millones de dólares, ligeramente por debajo de los 448 millones que ya había pronosticado la firma Thomson Reuters.

La solución, ¿en otras métricas?

El cada vez más lento crecimiento de la comunidad de usuarios de Twitter preocupa a  los inversores. Prueba de ello es la bajada que experimentó el valor las acciones ayer, lunes, después de que la compañía informara de sus últimos resultados financieros: su precio era de 48,56 dólares cuando cerraron los mercados, un 24% menor que el que arrancó el año.

El número de usuarios activos es, desde hace, tiempo, un quebradero de cabeza para la plataforma de microblogging. En el tercer trimestre de 2012 los seguidores de Twitter aumentaron un 44% respecto al mismo período de 2011. Fue un buen año, y la euforia invadió a los directivos de la compañía: a principios de 2013, su CEO, Dick Costolo, comunicó a sus empleados que sus planes consistían en cerrar el año con 400 millones de usuarios.

Sin embargo, en el tercer trimestre de 2013, el número de estos creció un 39% respecto al mismo período de 2012. El crecimiento empezaba a frenarse, y Twitter cerró el año alrededor de los 260 millones de usuarios. Muy por debajo de sus horizontes.

¿Cuál es la explicación? Muchos la encuentran en el hecho de que Twitter no sea una red social para “el gran público”. Su ritmo frenético y su particular jerga, condicionada por la limitación de caracteres, imponen a los recién llegados un período de adaptación que no todos parecen dispuestos a pasar y que no existe en plataformas con un lenguaje mucho más natural, como Facebook, que ya supera los 1.300 millones de usuarios y se prepara para llegar a los 5.000 millones de personas que viven en el mundo sin Internet.

Costolo, sin embargo, se resiste a la resignación, y también sueña con llegar a todos los habitantes del planeta. Ya a finales del pasado trimestre, cuando su compañía notificó que sus usuarios habían crecido un 24% hasta alcanzar los 271 millones de activos al mes, el consejero delegado aseguró que, en realidad, eran muchos más. Y citó a todos los internautas que leen tuits en blogs, periódicos o incluso programas de televisión, pero que no resultan contabilizados porque no inician sesión en la red social. La suma de todos ellos y de los que sí loguean, afirmó entonces Costolo, multiplicaría por dos o tres esos 271 millones de usuarios activos.

Los rumores apuntan, desde hace tiempo, a que Twitter prepara nuevas formas de medir su audiencia. Pero hasta que éstas lleguen o trasciendan, la cifra de usuarios continúa muy por debajo de aquellos 400 millones de usuarios con los que un día soñaron Costolo y los suyos.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.