e-conomía Empresa

Los ingresos de las telefónicas por ‘roaming’ descenderán un 28% en Europa en 2017

La desaparición de los cargos extra a quienes usan el móvil fuera de su país en la Unión Europea supondrá un impacto, pero también nuevas oportunidades, según Juniper.

El roaming, la tarifa que aumenta el coste del uso del móvil en llamadas, mensajes y datos a los usuarios que viajan al extranjero, será eliminado en la Unión Europea en 2017, y eso, como es evidente, tendrá consecuencias en lo que se embolsan las operadoras en la región.

Pero, ojo, según un informe de Juniper Research, puede éstas que no sean tan dramáticas para el sector, y que incluso se traduzcan en nuevas oportunidades.

A partir del 15 de junio de 2017 los usuarios podrán utilizar sus dispositivos móviles para realizar llamadas, enviar SMS o acceder a datos mientras viajan en otros países de la UE pagando lo mismo que en su propio país: no habrá cargos extra.

Las últimas previsiones de la firma analista indican que, como consecuencia, en 2017 los ingresos de las compañías telefónicas por roaming descenderán un 7% en todo el planeta, pero que en Europa lo harán un 28%. Esa partida se desviará hacia Norteamérica y China y Lejano Oriente, que se llevarán la mayor proporción de la facturación por roaming en 2017. También crecerán los ingresos obtenidos de quienes usan su móvil a bordo, tanto en aviones como en barcos, pero desde Juniper recuerdan que esto solo representará una pequeña proporción del total.

Una cifra impactante, a la que, sin embargo, los expertos de Juniper aseguran que seguirá una recuperación en el medio plazo. El motivo: que la bajada de las tarifas de las llamadas y datos en la Unión Europea eliminarán las barreras que hasta ahora disuadían a los consumidores de utilizar su teléfono móvil cuando viajaban fuera de su país.

La abolición del roaming  es una de las medidas que más ha costado tomar a las autoridades europeas, presionadas por las telco que temían, y con razón, la caída de ingresos ante esta decisión, y que aseguraban que las tarifas en los países de origen podrían subir en un intento de contrarrestar el impacto de la medida.

En Juniper, en cambio, no lo ven así. Los autores del informe no piensan que la desaparición del roaming vaya a repercutir ni en las tarifas fuera de la Unión Europea, donde las operadoras podrán seguir cobrando a los usuarios por tirar de móvil en el extranjero, ni siquiera en los países de origen.

El responsable del estudio, Nitin Bhas, defiende que, en lugar de subir las tarifas domésticas y las de los países de fuera de la UE, lo que las compañías deberían hacer es “favorecer un mayor uso del teléfono móvil”. “Tendrán que trabajar en contacto mucho más estrecho con los proveedores y agregadores de contenido a partir de ahora, con el fin de incorporar extras y servicios que aporten valor para los usuarios”.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.