e-conomía

Lenovo se hace con el negocio de servidores de gama baja de IBM por 2.300 millones de dólares

Escrito por Esther Macías

Lenovo ha vuelto a comprar una nueva división de hardware de IBM, como ya hizo en 2005 con el negocio de PC. Esta vez se quedará con su área de servidores x86 por 2.300 millones de dólares. El Gigante Azul mantiene las máquinas de gama alta y sus populares mainframes.

Una vez más se ha vuelto a cumplir el refrán de “cuando el río suena…” y Lenovo ha dado la campanada con la adquisición del negocio de servidores x86 de IBM. Ha llevado casi un año de conversaciones la materialización del acuerdo. The Wall Street Journal indicaba estos días en sus páginas que ambas compañías están negociando esta operación desde la primavera de 2013 pero no se ponían de acuerdo en el montante. IBM, indicaba el citado diario, no aceptaba una suma inferior a los 2.500 millones de dólares. Finalmente la compañía china se hará con el negocio de servidores x86 del Gigante Azul por 2.300 millones de dólares –2.000 millones se pagarán en efectivo y el resto en acciones de Lenovo–, según han anunciado hoy ambas empresas a través de sendos comunicados.

En virtud de este acuerdo, Lenovo se quedará además, con los sistemas BladeCenter y Flex System, sistemas Flex integrados basados en x86, servidores NeXtScale e iDataPlex y cierto software asociado, así como operaciones de mantenimiento.

Por su parte, el Gigante Azul sí mantendrá las líneas de negocio que le proporcionan un mayor margen y sus sistemas mainframe con los que conquistó el segmento corporativo y en los que aún confían las principales empresas del mundo. Los sistemas mainframe System z y Power, los sistemas de almacenamiento y servidores Flex basados en Power, así como PureApplication y PureData seguirán formando parte de su oferta de hardware.

La operación afectará a unos 7.500 empleados de IBM en todo el mundo, a los que la empresa china realizará una oferta de incorporación a su plantilla.

Un gigante del PC que quiere competir en el negocio de servidores

No es la primera vez que Lenovo adquiere una parte del negocio de hardware de IBM. Ya lo hizo en 2005 cuando sorprendió al mercado comprando la división de PC de IBM y a la que la compañía china ha sabido sacar un extraordinario rendimiento posicionándose como el primer jugador de este mercado, superando al hasta ahora imbatible HP.

¿Por qué compra ahora el negocio de servidores de gama baja de IBM? En un momento en el que el mercado de PC hace aguas –a pesar de los buenos resultados cosechados por Lenovo, está claro que otros dispositivos como las tabletas están ganando enteros en el mercado– la compañía china ha visto en el negocio de servidores x86 una vía de negocio que le reportaría mayores márgenes. Éste es por otro lado, un negocio que le reporta cada vez menos beneficios a IBM, que prefiere centrarse en el hardware que más margen le deja y sobre todo en el ámbito del software y los servicios por el que lleva apostando ya desde hace varios años. “Esta operación permite a IBM centrarse en innovaciones de software y sistemas que aporten valor a las principales áreas estratégicas de nuestro negocio, tales como la computación cognitiva, el big data y las tecnologías cloud”, indica en el comunicado Steve Mills, vicepresidente senior y ejecutivo del grupo de IBM Software y Sistemas.

De hecho, IBM continuará, por ejemplo, desarrollando y evolucionando su oferta de software tanto Windows como Linux para la plataforma x86. Una muestra, por otra parte, de que el interés del Gigante Azul está ahora en otras áreas son las inversiones que ha realizado de unos 1.000 y 1.200 millones de dólares para potenciar las soluciones y servicios en torno a Watson, su máquina inteligente, y el universo cloud, respectivamente.

¿Llegará Lenovo, como ya ha hecho en el mundo del PC, a desbancar a HP como primer fabricante del mundo de servidores x86? El tiempo lo dirá. De momento IBM le deja una cuota de mercado del 23% y unos ingresos de 12.300 millones de dólares, según los datos de la consultora Gartner. Habrá que esperar para ver cómo actúa la china con un negocio que aún sigue aportando, a pesar de todo, interesantes ingresos. Desde luego ese es el objetivo de la compañía, como se desprende de las palabras de Yang Yuanging, presidente y CEO de Lenovo: “Estamos convencidos de que con la estrategia adecuada, una excelente ejecución, innovación continua y un claro compromiso con la industria x86, podemos hacer crecer este negocio con éxito en el largo plazo, como ya hemos hecho con los PC en todo el mundo”.

En cualquier caso, de momento habrá que esperar un tiempo a que las autoridades pertinentes de China y Estados Unidos aprueben una operación. Mientras esto se lleva a cabo ambas compañías no esperan ningún cambio en sus operaciones independientes de servidores, incluyendo el servicio al cliente y la disponibilidad de los productos.

Foto cc: Cory Grenier

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.