e-conomía

Las marcas comerciales temen perderse en el nuevo océano de dominios

Escrito por Manuela Astasio

Arsys ofrece desde hoy un servicio de registro preferente en las nuevas extensiones.

Qué lejos queda la época en la que solo existían el .com, el .org y el .net. En los próximos meses aparecerán 1.500 extensiones de dominios nuevas, que se sumarán a las 270 ya existentes y abrirán un horizonte de posibilidades tanto para las marcas comerciales que ya están registradas en la red como para las que aún no lo están.

Posibilidades, sí, pero también incertidumbre, como explica María García Ruesgas, directora de Nombres de Dominio para Arsys. Cualquier dominio estará pronto disponible en .barcelona, .eco, .bank, .bike, o .paris, por citar solo algunos ejemplos de las nuevas extensiones, autorizadas y gestionadas por el organismo ICANN. A muchas marcas ya instaladas en la red les preocupa que ahora cualquiera pueda registrar su mismo dominio en otra extensión; por ejemplo: ‘restaurantepepe.madrid’.

Precisamente para evitar esa inseguridad, ICANN ha puesto en marcha una base de datos mundial centralizada de derechos de marcas para el registro de dominios, TradeMark Clearinghouse, que ayudará a tranquilizar a los usuarios. Arsys ofrece sus servicios como registrador acreditado en dicho directorio desde este mismo mediodía, permitiendo que cualquier marca “proteja” su dominio.

El registro es obligatorio para participar en la fase Sunrise, en la que los propietarios de denominaciones comerciales registran de forma preferente sus dominios con derechos de marca. De este modo, pueden solicitar su dominio bajo las nuevas extensiones, por ejemplo, mimarca.music, antes de que éstas empiecen a funcionar.

La inscripción les permitirá, además, “recibir información de la apertura de cada nueva fase y de si un tercero intenta registrar nuestro mismo nombre en la base de datos, aunque sea en otra extensión”, señala María García Ruesgas. El servicio Trademark Clearinghouse protege hasta 10 variantes ortográficas de una misma marca.

El sistema ahorra también trámites y papeleos. “Si decides registrar tu marca en las 1.500 nuevas extensiones, no tendrás que presentar la misma documentación 1.500 veces”, explica García Ruesgas.

Según se supo el pasado junio, alrededor de 1.900 compañías solicitaron una extensión de dominio nueva, de las que ICANN finalmente aprobó las 1.500 que empezarán a funcionar próximamente. Además de nombres más genéricos como .hotel o .taxi, García Ruesgas indica que muchas marcas han conseguido su propia extensión, como es el caso de .zara, .bbva, .lacaixa y .mango, lo cual se plantea como “un nuevo canal de promoción”.

Habría sido “una barbaridad”, reconoce, que “cualquiera” pudiera contar con su propia extensión y que el número de estas no estuviese limitado, pero García Ruesgas no cree que las 1.500 nuevas extensiones vayan a plantear tantos problemas y choques de nombres como algunos sugieren.

“Lo que sucede es que, al igual que en la vida offline cada uno tenemos nuestra comunidad, en Internet pasa igual: cada uno se apuntará a aquellas comunidades con las que siempre ha tenido vínculo, ya sean .bank o .bike”.

Fotos cc: alles-schlumpf

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.