e-conomía

La reconversión digital lleva a Kodak a lanzar sus propios smartphones con Android

kodak

Kodak fue, en su momento, una de las compañías con mayor potencial, líder indiscutible en la fabricación de películas fotográficas, cámaras de un solo uso y cintas de cine. Sin embargo, su dependencia de estas tecnologías analógicas y su incapacidad para dar el salto al nuevo entorno digital provocaron que la compañía perdiera gran parte de su valor e incluso llegara a entrar en bancarrota.

Ahora, recuperada ya de esa situación extrema, Kodak parece seguir buscando el hueco comercial en el repartido y disputado mercado digital, en el que consolidarse como el actor antaño imponente que fue. En ese sentido, la firma ha ido desarrollando en los últimos años un portfolio de soluciones orientadas a la impresión digital de fotografías, así como avanzadas soluciones de packaging y de equipos domésticos de impresión.

kodak-2
Kodak también ha vuelto a introducirse en el segmento de los dispositivos fotográficos, con modelos de cámaras compactas que han conseguido ganarse a la crítica por su gran calidad de imagen pero que no han conseguido alzarse a la primera posición de ventas ante rivales del tamaño de Canon, Nikon o incluso Samsung, una desconocida del sector en la era analógica.

Pero faltaba algo más en esta nueva estrategia digital. No en vano, hoy en día las cámaras ya no son el principal dispositivo con el que se toman fotografías en favor de los smartphones, más aún si cabe con el auge de los ‘selfies’. Así pues, si Kodak quería centrarse en el consumidor doméstico (y no tanto en el profesional como Canon o Nikon), debía introducirse en este mercado lo antes posible.

Kodak lanzará sus primeros smartphones con Android en 2015

Dicho y hecho. La gigantesca multinacional ha sellado una alianza con el fabricante británico Bullitt Group para lanzar el próximo año la que será su primera gama de smartphones propia, con especial cuidado, como no podía ser de otra forma, a la fotografía.

Desde Kodak prometen dispositivos de “gran diseño” y con una excelente “gestión de la imagen”, aunque habrá que esperar al CES de Las Vegas, que se celebra en enero, para ver los primeros modelos, cuyos precios estimados también se desconocen.

Sus principales rivales en la carrera por el liderazgo de los teléfonos con mejor cámara serán SONY y NOKIA/Microsoft, ambos ofreciendo actualmente smartphones con lentes de primerísima calidad y resoluciones que muy pocos competidores llegan a alcanzar.

¿Fin de las películas de cine de 35mm de Kodak?

La entrada en este nuevo mercado llega prácticamente al mismo tiempo que otro de sus negocios históricos, el de las películas de cine analógicas, parece llegar a su fin. En nuestro país, Disney (una de las mayores compañías del sector) ha decidido eliminar las copias analógicas de nuestros cines.

cine

Con esta medida, la marca del ratón más famoso del mundo, se ahorrará los hasta 1.500 euros que cuesta cada cinta de 35mm. Por su parte, los cines ahorrarán espacio de almacenaje y ganarán en comodidad de su personal, ya que cada rollo de cinta (y se suelen emplear varios para una misma película) pesa unos 50 kilogramos.

Sin embargo, esta decisión supone para Kodak un importante golpe a sus cuentas financieras. No en vano, esta compañía es una de las pocas que aún siguen fabricando este tipo de materiales en el mundo entero, con lo que su desaparición será una nueva señal inequívoca de que el futuro de la empresa ha de ir por otros derroteros.

Polaroid, otra gran firma que tuvo que reinventarse

Pero Kodak no ha sido la única empresa fotográfica que se ha visto obligada a dar el salto de lo analógico a lo digital. Prácticamente todos los actores del sector lo han hecho, en distintos tiempos y formas y con dispares resultados.

Nikon y Canon fueron pioneras en cambiar de paradigma y consiguieron crear una amplia gama de cámaras que cubrían tanto el segmento doméstico (con cámaras compactas) como el profesional (con sus impresionantes réflex). Asimismo, ambas empresas han desarrollado software para el manejo, gestión e incluso edición de fotografías, con el que ofrecen un valor añadido a sus clientes al cerrar el ciclo de uso del producto, todo dentro de su propia marca.

Así es Socialmatic, la cámara “social” de Polaroid

Pentax perdió parte de su hegemonía con el paso a lo digital pero ha conseguido reinventarse con dispositivos de primer nivel que en los últimos años le han situado de nuevo como un agente de la industria a tener en cuenta. Por su parte, Polaroid ha visto como la moda ‘hipster’ revalorizaba de nuevo sus cámaras instantáneas, aunque también se ha adentrado en mercados tan específicos como el de las fotos sociales (con Socialmatic) o las cámaras deportivas y de acción a través de su aclamada Polaroid Cube.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.