e-conomía

La policía francesa registra las oficinas de Uber en París

La región de Bruselas se prepara para regular Uber
Escrito por Elías Notario

Más problemas para Uber, en esta ocasión en Francia, donde la policía ha registrado durante seis horas sus oficinas en el marco de una investigación de la fiscalía sobre UperPOP.

Las cosas se le están poniendo especialmente negras a Uber en determinados países, por ejemplo en España y Francia. Y es que en nuestra tierra ya han suspendido parte de su actividad como consecuencia de un auto emitido por el Juzgado de los Mercantil número 2 de Madrid, y en las últimas horas la sede de la empresa en el país galo ha sido registrada por la policía a petición de la fiscalía de París.

Sí sí, habéis leído bien. Concretamente una fuerza de 25 gendarmes irrumpió en algún momento del lunes en las oficinas que Uber tiene en la capital francesa, realizando en ellas un registro profundo que duró unas seis horas y al parecer se centró en buscar correos electrónicos, documentos y teléfonos relacionados con los conductores de UberPOP, el servicio estrella de Uber.

Pero qué pasa, ¿que UberPOP es ilegal en Francia?” Pues desde el 1 de enero de 2015 sí, momento en el que, como consecuencia de la presión del sector del taxi, entró en vigor una nueva ley que convirtió de facto en ilegal el servicio, a pesar de lo cual Uber decidió continuar prestándolo y ante lo que a su vez la fiscalía decidió abrir una investigación en torno al mismo de la que la incursión que nos ocupa forma parte (ya en octubre de 2014 les calzaron una multa de 100.000 euros por prácticas comerciales fraudulentas, que tienen recurrida).

Llegados hasta aquí, falta por responder otra cuestión importante, qué opina Uber de todo esto. Hacerlo de manera pormenorizada aún es imposible, porque no han publicado ningún comunicado en condiciones, pero Thibaud Simphal, máximo responsable de Uber Francia, sí ha comentado alguna cosa: que el registro les parece un “intento de intimidación”, y que lo consideran “una acción desproporcionada llevada a cabo sobre una base jurídica muy frágil”.

¿Conclusión? Estamos ante otro capítulo en el pulso que Uber y el Gobierno francés mantienen prácticamente desde el primer día que desembarcaron allí, exactamente igual que les ha pasado en España, Alemania o Corea del Sur. El tiempo dirá por dónde se van desarrollando las cosas, lo que está claro es que Uber no se va a ir sin más de ninguna de las naciones que les están poniendo problemas (su estrategia es mantener funcionando UberPOP todo lo que pueden, al mismo tiempo que presionan a los legisladores para aprobar nuevas regulaciones que se adapten a su modelo de negocio y amplían la oferta con otros servicios más allá del de transporte de personas).

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com