e-conomía Empresa

La Comisión Europea investiga a Qualcomm por posible abuso de posición dominante

qualcomm

La UE han abierto una investigación para esclarecer si Qualcomm se ha aprovechado de su posición dominante en el mercado de los chips de comunicaciones 3G y 4G empleados en tablets y smartphones.

La Unión Europea sigue tratando de poner orden en el complejo mercado TIC del Viejo Continente y ajustando cuentas con los líderes históricos de cada segmento de negocio. Así, tras las investigaciones y condenas a gigantes como Google o Microsoft (además de las abiertas actualmente por temas fiscales contra Apple o Amazon), ahora la Comisión Europea ha fijado sus miras en Qualcomm, el popular fabricante de chips que ha logrado hacerse con el control de facto de la industria móvil.

Las autoridades antimonopolio de la UE han abierto una investigación para esclarecer si Qualcomm se ha aprovechado de su posición dominante en el mercado de los chips de comunicaciones 3G y 4G empleados en tablets y smartphones.  En concreto, la Comisión Europea sospecha de dos prácticas ilegales: la primera que Qualcomm ofreciera incentivos financieros a los fabricantes de telefonía a cambio de comprar en exclusiva sus productos. La otra, que Qualcomm pueda haber estado vendiendo sus chips por debajo del precio de fabricación, a pérdidas, con el fin de forzar al resto de rivales a abandonar el mercado.

La comisaria europea de competencia, Margrethe Vestager, ha explicado que el motivo de investigar a Qualcomm se debe a que quieren “estar seguros de que los proveedores de alta tecnología pueden competir en base únicamente a los méritos de sus productos. Muchos clientes utilizan estos dispositivos electrónicos, como teléfonos móviles o tablets y queremos asegurarnos de que, en última instancia, obtengan valor por su dinero. La competencia efectiva es la mejor manera de estimular la innovación”.

La Comisión no se ha puesto una fecha límite para la realización de sus investigaciones antimonopolio. Cabe mencionar que este proceso ha sido iniciado de oficio por la propia UE en el caso de los incentivos financieros, pero a raíz de una queja en lo relacionado con los precios por debajo del coste de producción. Se trataría, pues, de una demanda similar a la presentada por la empresa de semiconductores británica Icera en 2010. La actual filial de Nvidia abandonó posteriormente el desarrollo de chips 3G y 4G y decidió incorporar estos componentes de otros proveedores, como Qualcomm, al considerar que su tecnología ya no era la adecuada.

China también ha investigado (y condenado) a Qualcomm

Las prácticas que ahora investiga la Unión Europea no son nuevas y los litigios judiciales por estos motivos tampoco son algo desconocido para Qualcomm. En ese sentido, los reguladores chinos multaron a principios de este año al fabricante de chips con una indemnización de 975 millones de dólares por su abuso de posición dominante entre los fabricantes de móviles de ese país.

Qualcomm colaborará con la Unión Europea

En un breve comunicado fechado ayer en San Diego, Qualcomm confirma que la Comisión Europea ha abierto estas investigaciones contra ellos. Para la compañía, este proceso “permitirá a los investigadores obtener información adicional pero no representa una acusación contra la compañía”, por el momento. Qualcomm finaliza el breve texto afirmando que “aunque estamos disgustados por esta investigación, hemos cooperado y seguiremos cooperando con la Comisión Europea, ya que estamos convencidos de que todas estas preocupaciones carecen de sentido”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.