J.P. Morgan pretende comprar el 10% de Twitter

twitter jp morgan inversionLa empresa de servicios financieros J. P. Morgan estaría en conversaciones para hacerse con un 10% de Twitter, según recogen diversos medios estadounidenses, como The Wall Street Journal. Aunque otras fuentes afirman que la entrada ya se ha producido secretamente. La inversión dejaría el valor de la compañía poseedora del site de microblogging en 4.500 millones de dólares.

Twitter estaría negociando la compra de sus acciones por parte de un fondo propiedad de J. P. Morgan Chase. Un 10% de la compañía está en juego a un precio de 450 millones de dólares, lo que supondría volver a levantar su valoración, que ha ido creciendo a medida que aumentaba el interés por la inversión.

Ambas entidades sostienen conversaciones para llevar a cabo la operación, según las fuentes citadas por diversos medios estadounidenses, como The Wall Street Jornual. Aunque éstas no clarifican los términos exactos del acuerdo. Un portavoz de de Twitter dijo que la compañía no entra en valoraciones acerca del interés de otras empresas en ella.

Secretismo en la inversión en Twitter

La empresa J. P. Morgan presta servicios financieros y la semana pasada presentó una cuantía de 1.200 millones de dólares para inversiones. Sin embargo, hay fuentes que indican que su entrada en Twitter no se va a producir sino que ya habría tenido lugar de hecho y por cauces más escondidos.

Desde TechCrunch, Michael Arrington, señala que Twitter no está negociando con nadie, ni siquiera con J. P. Morgan. Según las fuentes consultadas en esta ocasión, la empresa financiera ya habría invertido en un 10% de la compañía de microblogging de manera indirecta.

J. P. Morgan ha entrado en Twitter a través del inversor Chris Sacca, quien a lo largo de los últimos meses ha ido comprando alrededor de 400 millones de dólares del stock de Twitter. Algo que lo ha convertido en el segundo mayor propietario de la compañía, sólo superado por el cofundador y antiguo CEO Evan Williams.

Twitter se está convirtiendo en un caramelo para otras compañías, debido a su necesidad de financiación así como a su expansión en el último año. Sin embargo, la poca claridad en algunos de estos movimientos de capital, con la venta de acciones de Twitter y Facebook bajo sospecha, podría conducir a una nueva burbuja de las .com.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top