e-conomía

Intel compra Altera por 16.700 millones de dólares, la mayor adquisición de su historia

Intel fabricará chips para el próximo ‘smartphone’ de Lenovo

Intel ha anunciado la mayor compra de su historia: Altera. Por 16.700 millones de dólares, se han hecho con el control de este fabricante de dispositivos lógicos. ¿Su objetivo? Conquistar el Internet de las cosas.

Internet de las Cosas es, sin duda alguna, la tendencia más destacada de lo que va de 2015 o, al menos, la que más movimientos está ocasionando en el panorama TIC. En ese sentido, Google acaba de presentar su propio sistema operativo para el IoT, Brillo, mientras que Samsung también acaba de lanzar su plataforma para los dispositivos conectados, Artik. Ahora es Intel la que ha revolucionado el mercado con la mayor compra en la historia de esta compañía: Altera.

Intel va a desembolsar unos 16.700 millones de dólares en efectivo para hacerse con el control de Altera, un fabricante de dispositivos lógicos programables (Field Programmable Gate Array –FPGA). Se trata de una tecnología que permite programar y reprogramar dispositivos para llevar a cabo tareas específicas y que ya está siendo empleado en terrenos como el sanitario, los transportes o los procesos industriales.

Intel planea integrar estos productos FPGA de Altera con sus procesadores Xeon, además de mejorar los productos de Altera aplicando sus los procesos de diseño y fabricación de Intel.

Una compra no exenta de problemas

La adquisición se cerrará dentro de seis o nueve meses, según se dilaten los procesos de aprobación oportunos de los reguladores y de la junta de accionistas de Altera. Será el punto y final a una operación que comenzó a finales de marzo pero que hasta este mes de junio no ha podido materializarse de forma positiva.

IoT

No en vano, Intel ofreció hace tres meses una oferta por Altera de 54 dólares por acción pero la compañía especializada en IoT rechazó esta propuesta por considerarla demasiado baja para la valoración que tenían de la empresa.

Todo cambió tras el 23 de abril, día en que Altera presentó unos decepcionantes resultados financieros del primer trimestre del año, lo que hizo que la junta directiva de la organización aceptara finalmente la oferta de Intel. En concreto, Altera facturó unos 435,5 millones de dólares en los tres primeros meses del año, un 6% menos que el mismo período del año anterior.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.