e-conomía

Google rozó los 14.500 millones de dólares de ingresos netos en 2014

Google empieza a mostrar letras de canciones en sus resultados de búsqueda
Escrito por Elías Notario

Aunque no han cumplido con las previsiones de los analistas y hay alguna otra sombra más, Google siguió creciendo en 2014 según su último reporte de resultados financieros.

Google se acaba de unir a la “fiesta de los resultados financieros”. Ya sabemos los de Apple, Yahoo!, Samsung o Facebook y ahora ellos han presentado los suyos correspondientes a su cuarto trimestre fiscal de 2014 y de todo el año, los cuales Wall Street ha recibido de forma bastante tibia porque la compañía no ha cumplido con las proyecciones aunque la realidad es que sigue siendo una máquina de hacer dinero bien engrasada.

Por ejemplo, al cierre de 2014, tenemos que los ingresos netos de la multinacional (o sea, los ingresos que quedan después de descontar gastos varios) alcanzaron los 14.444 millones de dólares, un 12% más que los 12.920 millones de dólares de 2013 (los analistas esperaban más, unos 14.700 millones de dólares).

Eso en términos generales, y en el cuarto trimestre las cosas fueron mejor. Concretamente de octubre a diciembre de 2014 los ingresos netos quedaron en 4.757 millones de dólares, o 6,91 dólares por acción, lo que supone un 41% de crecimiento al compararlos con los 3.376 millones de dólares de ingresos netos logrados en el mismo periodo de 2013, o 4,95 dólares por acción (los analistas esperan unos 7,12 dólares por acción).

En cuanto a la procedencia de los ingresos, como no podía ser de otra forma la mayoría salieron de la venta de publicidad. Afinando más, en el cuarto trimestre los ingresos publicitarios generados a través de sus propios sitios ascendieron a 12.430 millones de dólares, un 69% de los totales y un 18% más que los del cuarto trimestre de 2013; los conseguidos vía sitios asociados fueron de 3.700 millones de dólares, el 20% del total y un 6% más que los del cuarto trimestre del año pasado; y el resto, unos 1.900 millones de dólares (crecimiento del 19%), los aportaron “otras cosas”.

¿Lo menos bueno? Pues aparte de no haber logrado los números que esperaban los analistas, hay alguna otra sombra: el coste medio por clic siguió cayendo (un 3% en el cuarto trimestre y los analistas pensaban que no debería ser de más del 1%), y los gastos también continuaron subiendo.

En resumen, en el último trimestre de 2014 y todo el año ha pasado un poco lo mismo que en anteriores ocasiones: que Google siguió creciendo, pero no lo suficiente a ojos del mercado, lo que unido a otros factores como el aumento de los gastos que decíamos en el párrafo anterior, asusta a los inversores y hacer crecer su pesimismo sobre el futuro de la empresa. Ahora bien, eso no significa que a Google le vayan mal las cosas; no es verdad y ahí están los números, simplemente se encuentran en un momento de pequeña desaceleración, producto en gran medida de que la publicidad móvil se viene comiendo a la de escritorio, ante lo que la compañía está redoblando esfuerzos en varios sectores (de ahí el aumento constante del gasto), lo que de seguro provocará que en no mucho vuelvan a convertirse en la niña bonita de la Bolsa.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com