e-conomía

Google refuerza el diseño de productos innovadores con la compra de Gecko Design

google_offices
Escrito por Esther Macías

El gigante de Internet adquiere la compañía Gecko Design con el fin de potenciar su unidad de proyectos de alta innovación Google X, bajo cuyo paraguas se encuentran las gafas inteligentes Google Glass o el coche autónomo, entre otros.

Que Google es una compañía que hace tiempo dejó de hacer solo algoritmos de búsqueda y otro tipo de software es evidente. Proyectos como las Google Glass, su primer wearable, las lentes de contacto inteligentes Iris, el coche autónomo o Loon, los globos aerostáticos con los que los del buscador persiguen llevar Internet a zonas remotas son muestra de ello. Unos proyectos, por cierto, amparados bajo el paraguas de Google X, su división de proyectos altamente innovadores que ha ido añadiendo talento a golpe de talonario. Precisamente con el fin de impulsar el diseño de producto en la compañía, y más específicamente en esta área, Google ha dado a conocer este fin de semana una nueva adquisición, eso sí, con un montante no desvelado. Se trata de la compra de Gecko Design, una empresa de diseño de producto y de ingeniería mecánica nacida en California –cómo no– en 1996 y cuyos cinco empleados pasarán a formar parte de Google X desde ahora, como lo indica Jacques Gagné, presidente de la compañía en un comunicado hecho público en la propia web de la compañía y en el que asevera también que su equipo comenzará a trabajar en una variedad de proyectos innovadores.

Una empresa que convierte ideas en productos

“La gente viene a Gecko porque no saben cómo convertir ideas en productos reales, especialmente cuando es algo que no ha sido hecho antes. Esto es lo que atrajo a Google X”, reza una declaración de Gagné realizada al rotativo estadounidense The Wall Street Journal. De hecho, Gecko, especializada en el desarrollo de productos de electrónica de consumo, ha trabajado ya con ingenieros de relevantes compañías como Fitbit, HP o Logitech para ayudarles a culminar sus diseños. La empresa trabajó también en el diseño del proyecto One Laptop per Child Project (un portátil por niño), con el que se pretendía desarrollar ordenadores baratos (de menos de 100 dólares) para niños en países en desarrollo.

Según explica Gecko a WSJ, fue en 2013 cuando su compañía comenzó a trabajar con Google X en un proyecto que no desvela. A finales del pasado año fue cuando comenzó a hablar con el responsable de esta unidad, Astro Teller, sobre la posibilidad de incorporar su compañía al gigante. Las conversaciones sobre la compra comenzaron a principios de año y, como vemos, ha llevado unos meses llegar a un acuerdo finalmente.

Una apuesta por el diseño

En realidad, la compra de Gecko no es el único movimiento que la unidad de proyectos de corte ultrainnovador de Google ha realizado últimamente. Sin ir más lejos, el pasado mes de mayo se anunciaba el fichaje de Ivy Ross, una veterana del mundo del diseño y el marketing, para liderar el equipo de las Glass. Ross se unía al proyecto tras haber pasado por pesos pesados como Mattel, Disney y Calvin Klein. Otro fichaje reciente ha sido el de Mitchell Heinrich, que ahora dirige Design Kitchen (la cocina de diseño) en Google X después de haber diseñado para otras compañías dispositivos biomédicos, generadores de electricidad proporcionada por humanos o incluso robots.

Además de Gecko, la más reciente incorporación a Google X, otras empresas absorbidas por la unidad de proyectos de I+D semisecretos de Google son DNNresearch, Makani Power, Flutter, SCHAFT, Industrial Perception, Redwood Robotics, Meka Robotics, Holomni, Bot & Dolly, Autofuss, la sonada empresa de robots droides y androides Boston Dynamics, DeepMind Technologies y la empresa de drones Titan Aerospace.

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.