e-conomía

Google y PayPal, interesadas en comprar la firma de pagos móviles Softcard

Google y PayPal, interesadas en comprar la firma de pagos móviles Softcard
Escrito por Redacción TICbeat

Tanto el gigante de Internet como la compañía de pagos electrónicos querrían adentrarse en un sector revolucionado por el lanzamiento de Apple Pay.

En 2010 las operadoras estadounidenses Verizon, AT&T y T-Mobile conformaron una joint venture especializada en pagos móviles a la que llamaron Softcard. Su nombre no había resonado en los titulares internacionales hasta ahora, cuando se rumorea que Google podría haberle hecho una oferta de compra.

Así lo recoge Bits, el blog de noticias del New York Times, que indica que fuentes cercanas a las negociaciones habrían asegurado que el gigante de Internet ha ofrecido algo menos de 100 millones de dólares por la compañía. Y ahí no acaba la cosa, porque también PayPal, el gigante de los pagos electrónicos, ha enviado una oferta a Softcard, todo según el mismo testimonio.

El creciente interés por una firma en la que hasta entonces pocos habían reparado se debe, claro, a que los pagos móviles están en boca de todos desde que Apple lanzó su propia alternativa, Apple Pay, con una positiva respuesta entre los usuarios (más de un millón de tarjetas de crédito registradas en sus tres primeros días de vida en EEUU) y los bancos (más del 83% de las entidades emisoras de tarjetas del país se adhirieron a Apple Pay en el momento de su lanzamiento), aunque no así entre otros actores del mercado, que habrían llegado a intentar bloquear su lanzamiento.

Algunas importantes cadenas de comercio minorista estadounidenses han manifestado su intención de “bloquear” Apple Pay y no permitir en sus tiendas pagos realizados a través de este sistema. Entre ellas figuran compañías como Wal-Mart y Best Buy. El motivo no es otro que CurrentC, una aplicación móvil de gestión de pagos en la que un consorcio de establecimientos minoristas trabaja desde 2012, y con la que pretenden obviar las comisiones que de otra forma tendrían que pagar a bancos e intermediarios.

Estas disputas dan una idea aproximada de lo que está en juego en el negocio de los pagos móviles, todavía casi en estado germinal, y más fuera de Estados Unidos. Dicen dos personas cercanas a Softcard que tanto el interés de Google como el de PayPal en adquirirla radique, probablemente, en las patentes intelectuales que ésta posee, aunque, en el caso de Google, un vínculo como el que Softcard mantiene con las operadoras también sería especialmente útil.

De momento, ni PayPal ni Google han hecho comentarios.

Foto cc: Håkan Dahlström

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.