e-conomía

Google se hace con la empresa de satélites Skybox por 500 millones de dólares

Skybox-Google
Escrito por Elías Notario

Tras la compra del fabricante de drones Titan Aerospace ahora Google se ha hecho con Skybox Imaging, compañía especializada en la fabricación y puesta en órbita de satélites

A lo largo de estos años Google, al igual que el resto de tecnológicas medianas y grandes, ha ido comprando diferentes empresas. Entre ellas las ha habido de todos los tipos y colores, y a todas ellas acaban de sumar otra más en las últimas horas, la bautizada con el nombre de Skybox Imaging cuando nació hace unos cinco años durante los que han fabricado y puesto en órbita una red de pequeños satélites capaces de, entre otras cosas, tomar imágenes y vídeos en alta resolución de la superficie terrestre.

Ambas empresas han informado sobre la operación, que han cerrado en 500 millones de dólares y aún está pendiente de aprobación por los organismos reguladores, a través de dos comunicados de prensa en los que proporcionan algunas de las claves detrás del movimiento. Afinando más Google explica que los satélites de Skybox y sus imágenes les ayudarán a mejorar el servicio de mapas Google Maps, y con el tiempo también el acceso a Internet en zonas que no lo tienen, y por su parte Skybox Imaging comentan que:

Skybox y Google comparten más que un código postal. Ambos creemos en hacer la información (especialmente geoespacial de precisión) accesible y útil. Y para hacer esto vamos a enfrentarnos a ellos, ya sea construyendo coches que se conducen solos o diseñando nuestros propios satélites desde cero”.

A por el control del Internet por el cielo

Aunque como hemos visto en su comunicado Google pasa muy por encima sobre el tema del internet satelital, es más que probable que los del buscador hayan comprado Skybox sobre todo para ganar posiciones en el mentado sector porque su futuro, y el de otros mastodontes de Internet como Facebook, pasa sí o sí por él ya que necesitan que el número de usuarios de la red continúe creciendo y una de las pocas formas de lograrlo es haciendo llegar Internet mediante este tipo de infraestructuras a las zonas remotas del planeta en las que aún no hay acceso.

Dicho de otra forma, con la adquisición de Skybox, y la del fabricante de drones Titan Aerospace de hace unas semanas, Google está recolectando toda la tecnología y talento que necesita para poco a poco ir convirtiéndose en uno de los grandes proveedores de internet satelital en zonas remotas (y puede que en zonas no tan remotas, recordemos que también andan jugando a hacer de ISP en los EE.UU.), y a su vez con eso frenar el posible avance de competidores directos en el mismo campo (Facebook intentó comprar Titan Aerospace pero al final Google se llevó el gato al agua).

Obviamente lo expuesto no quiere decir que mañana mismo Google empiece a ofrecer Internet por satélite a diestro y siniestro. No, estamos ante una carrera de fondo y aún falta mucho para que veamos algo como eso. Lo que sí está claro es que van a dar batalla, básicamente porque no les quedan muchas otras opciones, y porque el proyecto y la idea en sí cuadran a la perfección en la filosofía de la compañía que siempre se ha caracterizado por afrontar ambiciosos objetivos.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com