e-conomía

Google y Apple, historia de un amor incomprendido

Escrito por Autor Invitado

Google y Apple son dos compañías tecnológicas que, en apariencia, compiten entre sí. Sin embargo, sus modelos de negocio se necesitan el uno al otro

Cuando iOS 6 llegó al público, trajo consigo varias novedades en su catálogo de mejoras y cambios. Entre ellos y por primera vez, las apps de Google que venían instaladas de serie (Google Maps y Youtube) se quedaban fuera del lanzamiento. Fue el resultado de un largo capítulo de desencuentros en los que los protagonistas no paraban de dar carnaza a los medios de comunicación. En este post vamos a analizar el tipo de relación que tienen Google y Apple.

Volviendo al lanzamiento de iOS 6, unos dijeron que Apple no quería permitir que Google tuviera tanta presencia en sus dispositivos, hasta el punto de que no soportaba que sus propios usuarios sustituyesen las apps de serie del sistema por las de Google. Incluso hubo algunos que afirmaban que Apple iba a borrar por completo toda presencia de la empresa del buscador de su App Store.

Nada más alejado de la realidad

Google y Apple se necesitan el uno al otro. Son dos compañías cuyos negocios son complementarios desde el punto de vista del ecosistema de Apple y de la cartera de servicios de Google. Apple gana la inmensa mayoría de su dinero con la venta de productos. Es decir, cada vez que compramos algo de la compañía de la manzana suena su caja registradora. Cuantos más productos venda al margen al que están acostumbrados, mejor para ellos. Aunque parezca un contrasentido, Apple no juega al juego de la cuota de mercado.

Los clientes somos nosotros porque pagamos por sus productos. Sólo tiene que hacer una cosa, asegurarse de que el comprador va a tener todo lo que necesita dentro de sus dispositivos en forma de software y servicios. Ahí es donde entran los desarrolladores de apps y, cómo no, Google.

Google tiene a nuestra disposición un inmenso catálogo de productos y servicios totalmente gratuitos, muchos de los cuales son ya imprescindibles para nosotros. ¿Y cómo gana dinero Google si todo es gratuito? Publicidad. ¿Y cuál es su producto? Se suele decir que cuando no puedas ver cuál es el producto que vende una empresa es que tú eres el producto. Nosotros no pagamos por las apps ni por los servicios de Google, somos el producto que vende a sus verdaderos clientes, los anunciantes. Jamás ha habido dos compañías como Google y Apple que fueran tan diferentes pero que a la vez se necesitasen tanto.

Google necesita estar en iOS porque Google tiene que estar allá donde estén sus usuarios. Por eso, Google sí que juega al juego de la cuota de mercado. Debe poder decir a sus clientes los anunciantes “mira, tengo todo este alcance, si alguna vez quieres anunciarte conmigo puedo llegar a todo el mundo en cualquier dispositivo”. Google y Apple se complementan mutuamente. Y es precisamente en iOS donde sigue ocurriendo una gran parte de la actividad online en los smartphones y tablets.

¿Quién necesita más al otro en la relación entre Google y Apple? ¿Cuál es el que mayor tajada saca de esta relación? ¿Quién tiene más que perder de una ruptura total? Eso, amigos, es otra cuestión.

foto cc: Charlie Curve

 

 

El autor de este artículo es Eduardo Archanco, escritor y blogger en El Espectador Digital. Escribe no ficción sobre el impacto de los modelos de negocio en las empresas tecnológicas y el efecto de la tecnología en la sociedad. Actualmente está escribiendo una novela.

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado