e-conomía

¿Ganar dinero por Internet es posible?

trucos millonarios

Internet se ha convertido en una fuente prácticamente inagotable de ingresos para muchos usuarios, desde grandes startups que se hacen millonarias con sus originales ideas, hasta bloggers y ‘youtubers’ que se hacen de oro con sus contenidos propios. Sin embargo, si no quieres (o puedes) montar tu propia empresa pero sí quieres obtener ingresos extra a través de la Red, existen mil y una alternativas para hacerlo.

Desde leer mails a contestar encuestas, pasando por comprar y revender dominios, hay fórmulas para todos los gustos aunque, no en vano, muchas de ellas suelen acabar incurriendo en estafas o negocios de dudosa procedencia.

Ganar dinero leyendo mails

Muchas empresas y agencias de ‘e-mailing’ están dispuestas a pagar a usuarios anónimos a cambio de que lean sus correos promocionales en un vacío intento de inflar los datos de éxito de sus campañas en la Red.

¿Qué tiene que hacer el usuario? Tan simple como abrir los e-mails que le lleguen y, en ocasiones, pinchar en alguno de los enlaces que contiene. Ejemplos de esta alternativa son http://ganardineroporinternet.me/, http://salrito.com/ o http://www.donkeymails.com/.

Ganar dinero contestando encuestas

Otra de las formas más habituales de conseguir unos ingresos extra son las encuestas pagadas, en las que compañías de toda índole nos harán un breve cuestionario online sobre su marca, su sector de negocio o cualquier otro aspecto que consideren relevante para su toma de decisiones corporativa.

lluvia-dinero

Se trata de una versión ‘low-cost’ de los estudios de mercado u opinión por el que muchas empresas y ‘start-ups’ se están decantando ante los altos costes de contratar una agencia especializada. Encontramos páginas dedicadas a este tipo de encuestas en http://www.opineygane.com/, http://es.mysurvey.com/  o https://www.joinhiving.com.

Ganar dinero jugando y apostando en Internet

Aunque normalmente tenemos asociados los videojuegos a los grandes estudios (como EA, Blizzard, RockStar, 2K Sports, Sega…), cuyos títulos estrella suelen costar en torno a los 50 euros, lo cierto es que también existen otros juegos en la Red por los que no sólo no tendremos que pagar sino que además nos proporcionarán algo de dinero por el simple hecho de divertirnos jugando.

¿Dónde está el truco? Mientras estemos conectados al minijuego, veremos publicidad por doquier y es posible que se nos solicite nuestra dirección de correo electrónico para después ser bombardeados con spam. Entre las webs más destacadas de esta modalidad encontramos a http://www.gooprize.es/ y http://www.marketglory.com/. Mención aparte merecen las páginas que, siguiendo esta misma línea, permiten apostar gratis a cambio de publicidad, recibiendo parte de los beneficios que se hayan logrado con nuestras apuestas. Es el caso de ‘sites’ como http://betsuites.com/.

Compra-venta de dominios

Se trata de una opción un tanto más compleja que las anteriores y, además, requiere de una pequeña inversión inicial. La idea consiste básicamente en poder detectar a tiempo nombres de tendencias, posibles empresas o simplemente de conceptos abstractos que algún día puedan ponerse de moda o que alguna organización o particular pueda necesitar. Una vez determinado ese nombre, el siguiente paso nos lleva al registro del dominio, con la intención última de venderlo algún día a alguien que lo vaya a utilizar realmente.

Dinero-bote

Si tenemos en cuenta que el coste de registrar un dominio es mínimo (el precio por un .com ronda los 10 euros al año, aunque todas las compañías ofrecen promociones que llegan incluso al euro durante el primer año) y que un dominio bien definido puede llegar a valer millones (la dirección “sex.com” se vendió en 2010 por nueve millones de euros), el negocio parece redondo. Sin embargo, deberemos registrar miles de páginas, con su consiguiente coste, antes de poder empezar a hacer negocio por esta vía.

¿Empresas fiables o puras estafas?

Como adelantábamos al comienzo del artículo, una de las preguntas clave que rondan la cabeza de muchos usuarios es si estos modelos no son más que una pura estafa. La realidad parece darles la razón en parte, ya que muchas de las páginas que proliferan por Internet ofreciendo este tipo de servicios no llegan jamás a pagar la comisión por nuestra actividad e incluso pueden llegar a exigir pagos por adelantado para empezar a  utilizar sus plataformas. En ese sentido, la recomendación principal es desconfiar de cualquier página web que ofrezca comisiones demasiado desproporcionadas respecto a la media, con un diseño web poco acabado o que parezca hecho con prisa y, por supuesto, de cualquier web que insista en cualquier pago previo o que quieran realizar un contacto vía telefónica y no por escrito, así como de toda página que no cuente con un “Aviso Legal” y unos datos de contacto sobre los cuales reclamar en caso de cualquier incidencia.

Sin embargo, como sucede con las páginas webs que hemos incluido en este post, también existen empresas fiables que cuentan con una dilatada trayectoria y con el aval de miles de usuarios. Aun así, antes de introducirte de lleno en cualquiera de esas alternativas, has de tener en cuenta que los casos en que personas consiguen miles de euros con este tipo de modelos se pueden contar con los dedos de la mano (se trata de sujetos que, más allá de su actividad en dichos servicios cuentan con miles de referidos, de cuyos ingresos también participan en un determinado porcentaje), con lo que no esperes milagros a final de mes.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.