e-conomía

Financiarse a lo Silicon Valley en España – entrevista a wiseri

wiseriEntrevistamos a Marina Zaliznyak, CEO y fundadora de wiseri, un portal de búsqueda de empleo online que ofrece un trato más cuidado a los candidatos. La empresa ha logrado todo un récord de financiación: ha recaudado 120.000 euros durante sólo 37 días, en una ronda al estilo de Silicon Valley, según la startup.

Marina Zaliznyak es la CEO y fundadora de wiseri.com. Se trata de un portal online para buscar empleo, centrado en puestos que estén relacionados con las nuevas tecnologías y el mundo de la web. Una de sus particularidades más destacadas es el “trato personalizado” que los candidatos tienen durante el proceso de búsqueda. Esta es una de las razones que han impulsado a los inversores a financiar el proyecto.

Pregunta: Sorprende que en España una empresa haya obtenido una financiación de 120.000 euros en 37 días, ¿qué es lo que wiseri ha hecho diferente de otras empresas para lograr estos fondos?

Respuesta: Decidimos optar por la vía de FFF, friends, family and fools. Aunque en realidad, el objetivo era contar con conocidos nombres del sector, dentro de los cuales, todos eran personas cercanas a nosotros profesionalmente. Queríamos contar con perfiles que quizás no eran inversores habituales, pero sí profesionales de renombre, cuya experiencia y recorrido aportaría a wiseri más que el capital que invertían. Primero preparamos una buena “lista de ataque”. Gente que ya nos conocía a fondo, había contado con nuestros servicios, ya los prescribía, venía del sector y tenía mucho criterio para poder ayudarnos con sus consejos en el futuro. Teníamos muy claro que en el momento en el que se encuentra wiseri o cualquier startup en nuestro estado, no podíamos permitirnos perder mucho tiempo. Queríamos contar con inversores que entendieran nuestra apuesta por optimizar el tiempo e invertirlo en el producto y ventas, más que en negociaciones.

P: ¿Cómo fue el proceso?

R: Nos saltamos lo que pensamos que son las reglas habituales. Optamos por realizar la gran mayoría de la comunicación por email, evitando reuniones. En total creo que tuvimos cuatro reuniones y unas muy pocas llamadas, sobre todo de coordinación tras compromiso de los inversores en suscribirse a la ronda.

Preparamos ocho hojas, con bastante detalle: problema, solución, producto, recorrido actual, equipo, planificación y proyección financiera. No preparamos nada a cinco años. Pensamos que un inversor realista sabría que las planificaciones en una startup se hacen cada trimestre y que ni siquiera una gran empresa con gran recorrido es capaz de hacer una planificación realista a cinco años. Decidimos ser realistas y contar con realistas.

Para facilitar la inversión, permitimos una inversión mínima en una cantidad muy razonable y cómoda para casi cualquiera. En realidad, era un especie de crowdfunding, por las cantidades que podían invertir, pero dirigido a un grupo de profesionales segmentados por su afinidad con el proyecto.

Además, quisimos contar con la gente a nivel humano, personal, y cercano. Mantener la conversación con ellos y no con sus bolsillos. Nos interesaba mucho su interés en el proyecto y el hecho de que queriamos cambiar el modelo desfasado de selección y búsqueda de empleo. La clave era transparencia en la comunicación, mandamos exactamente la misma comunicación a todos, intentando coincidir en la entrega de materiales para que tuvieran tiempo para valorarlo.

Repartimos trabajo entre tres socios. Uno para el trato con los abogados para confeccionar todo el papeleo y términos legales, uno para los términos financieros y yo me encargué de la búsqueda de inversores, el contenido de la presentación de wiseri y toda la comunicación. El reparto de carga es importante. Teníamos planificados todos los pasos, uno tras otro. Fuimos constantes en la comunicación, en perseguir e incluso mandar alguna información adicional del sector para facilitar la valoración de nuestra idea.

Estamos realmente orgullosos de haberlo conseguido de esta manera y lo recomendamos a otras startups para sus rondas semilla. Conseguimos en los peores meses del año, julio y agosto, tener a todos los suscritos para completar la cantidad que buscabamos, 120.000 euros en 37 días.

P: ¿Cómo es la financiación en Silicon Valley?

R: Creo que más que reglas, podemos hablar del proceso en sí mismo. Es sabido que los pasos habituales en Silicon Valley son mucho más ágiles. Para una startup early stage es realmente poco viable invertir mucho tiempo en la búsqueda de inversión. Consume muchísimo tiempo, más de lo que jamás puedes planificar o permitirte. Tienes que dedicarte al producto, a las ventas y ajustar los costes de la ronda. En nuestro caso, definimos todo previamente; las condiciones y el procedimiento legal. Y a la vez, trabajamos con una hoja de términos que creíamos que era justa y además cuadraba con el estado en el que se encuentra wiseri en este momento. En una ronda seed, no tiene sentido incluir condiciones que realmente corresponden a una ronda Series A. La nuestra fue una ronda semilla donde aplicamos condiciones amigables tanto para los inversores como los fundadores, evitando cláusulas complicadas y problemáticas.

Fuimos totalmente transparentes con los inversores, transmitiendo información idéntica a cada uno en los mismos plazos. Es decir, los mismos entregables y canales de comunicación (correo, móvil y un café). La gestión de la operación por email fue totalmente aceptada por los inversores. Nos aseguramos que toda la documentación se podía descargar y completar por email, para evitar cualquier complicación y recortar el proceso. No cambiamos las condiciones previamente establecidas para ninguno de los inversores. Esto no solo hubiera sido injusto, sino que también ralentiza el proceso. Nosotros tardamos 37 días en los peores meses del año, julio y agosto, para cerrar la suscripción a la ronda por la cantidad que nos habíamos fijado.

Para resumir el proceso, buscamos la manera más justa y cómoda para todos los actores: los inversores, la empresa y los fundadores.

Por otro lado, contamos con profesionales del sector que no solo nos entendían a nosotros y el modelo wiseri, pero además compartían la mentalidad de Silicon Valley. Valoran también la agilidad, la innovación y el equipo. Por supuesto valoran como todos un plan de negocio con números y proyección del futuro. Pero en un estado tan joven del proyecto, al igual que en Silicon Valley, apuestan sobre todo por el potencial del producto y la capacidad del equipo de llevarlo acabo. Son gente que está dispuesta asumir el riesgo de apoyar algo novedoso que aun no ha tenido casos de éxito en otros mercados, en vez de invertir en proyectos con retorno seguro.

P: ¿Cuál es la similitud con el modelo que utilizó wiseri?

R: Contamos con profesionales del sector que no solo nos entendían a nosotros y el modelo wiseri, pero además compartían la mentalidad de Silicon Valley. Valoran también la agilidad, la innovación y el equipo. Por supuesto valoran como todos un plan de negocio con números y proyección del futuro. Pero en un estado tan joven del proyecto, al igual que en Silicon Valley, apuestan sobre todo por el potencial del producto y la capacidad del equipo de llevarlo acabo. Son gente que está dispuesta asumir el riesgo de apoyar algo novedoso que aun no ha tenido casos de éxito en otros mercados, en vez de invertir en proyectos con retorno seguro.

P: ¿Por qué otras razones en Estados Unidos tienen esa facilidad para la financiación y en España ni nos acercamos?

R: Creo que en España hay menos afinidad a arriesgarse y a jugar. Por el contrario, en Estados Unidos es muy normal. De Estados Unidos sale la innovación (aunque muchas veces también de otros países, pero con menos frecuencia), precisamente porque la gente está más dispuesta apostar por ideas y proyectos que aún no se han probado para ser los pioneros. Tampoco creo que sea fácil conseguir financiación en Estados Unidos. Esto creo que es un mito. Pero la cultura lo facilita. La cultura estadounidense apoya al emprendedor.

P: Como portal de búsqueda de empleo, ¿qué importancia creen que tienen las redes sociales, concretamente LinkedIn y Facebook, a la hora de encontrar un trabajo?

R: Un alto porcentaje de puestos se cubren sin llegar a publicarlos, solo con referencias cercanas y muchas veces a través de Internet. Como herramienta tienen un potencial increíble, ya que te permite hacer llegar tu voz a cientos o miles de personas a la vez.

Cada vez son más las plataformas y headhunters que utilizan Linkedin para realizar búsquedas de perfiles concretos sobre una base de datos pública. De hecho, nosotros también lo utilizamos. Sin duda es una buena oportunidad para profesionales que buscan un cambio de trabajo, aunque te puede llegar cualquier tipo de oferta o propuesta. El problema actual del mercado, sobre todo en nuestro sector, es que muchas veces la persona que selecciona no entiende muy bien lo que está buscando y por lo tanto falla.

Las redes sociales son una buena alternativa para buscar trabajo, siempre y cuando se utilicen con criterio y sabiendo qué se busca.

P: En wiseri apuntan que dan un trato más humano a los candidatos, ¿cómo es posible hacer esto desde un entorno online?

R: En realidad detrás de cada pantalla hay una persona, esa humanización es la que intentamos mostrar en wiseri. El entorno online es el medio, pero no puede servir de excusa para justificar la actual frialdad de los procesos de selección tradicionales.

En wiseri los profesionales de nuevas tecnologías encuentran proyectos llamativos, estimulantes y que profesionalmente encajan con su perfil. El hecho de estar especializados en un segmento tan concreto (puestos relacionados con Internet) nos permite ofrecer mayor calidad y afinidad en las ofertas. Además somos nativos digitales y conocemos el medio, cuando alguien se apunta a wiseri desde el primer día saben que no son parte de una base de datos de millones de personas, sino parte de una comunidad, de un grupo que comparte y entiende sus ambiciones. Cada candidato cuenta.

Por otro lado, también mejoramos sus perspectivas profesionales. Mientras interactúan con la plataforma tecnológica, reciben un trato personalizado durante todo el proceso. Incluso, aunque no encajen, ofrecemos otras alternativas donde podrían encontrar nuevos proyectos. Todos nuestros candidatos saben en qué estado se encuentra su candidatura y el motivo concreto por el cual quedan descartados o aceptados. De esta manera siempre podrán reorientar su búsqueda y formarse.

Además tenemos un as en la manga que muy pronto vamos a desvelar, donde todo se humaniza mucho más y de forma escalable. Pero para eso quedan unas semanas.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.