“Hay un exceso de liquidez para los proyectos de internet”

“Que le estén hablando en chino”. Ese puede ser uno de los problemas del proceso de venta de una empresa, según alerta Damián Voltes, de Demand Media, en la Red Innova. Voltes ha sido emprendedor, comprador e inversor, así que conoce muy bien cómo puede llegar a ser el proceso de venta de una compañía emprendedora. “Tienen que pensar como piensa una empresa cuando inicia un proceso de venta”, aconseja antes de nada Voltes a las start-ups.

Voltes ha desgranado las cifras que hay que tener en cuenta, las medias de a cuánto se vende en según que mercados: 20 millones de dólares es el precio promedio de venta en Estados Unidos, 6 millones de dólares en Latam (aunque está subiendo un poco y está acercando a 8 millones) si se suma España estaría en 10.

Vender tampoco tiene porque ser complicado ya que el mercado está receptivo y abierto a adquisiciones. “Hay un exceso de liquidez para los proyectos de internet“, asegura. Hay dinero, a pesar de la crisis, para invertir en empresas de internet. “Ellos leen las mismas noticias que nosotros: Facebook, Instagram…”, recuerda Voltes para explicar las razones por las que a pesar de la recesión global siguen estando interesados en comprar. Y la buena noticia para los emprendedores que no son Instagram es más fácil conseguir vender su firma que para los grandes: hay más dinero para invertir en empresas de 6 o de 20 millones que para aquellas que valen cientos. ”Los procesos para comprar una compañía que vale menos de 20  o de 6 son mucho más fácil”, añade.

Las oleadas de compras y ventas también van por modas, ha recordado. Hay momentos en los que lo que está de moda es fusionar empresas, otro en el que lo que se lleva es hacerse con pequeñas compañías. Lo importante es saber en qué momento está el mercado y también la firma. ”Vender una compañía es como montar en una montaña rusa”, explicó.

Igualmente, “las empresas no se compran, las empresas se venden“, reconoció. Para vender una compañía hay que salir a convencer de que son una oportunidad de inversión. Nadie va a venir a casa a comprar la start-up de cada uno. La crisis es también una oportunidad para crear algo vendible. Voltes explica que las firmas no se lanzan a crear productos nuevos, porque la crisis implica ser conservadores.  Es el momento de crear esos productos que los grandes “transatlánticos” no le atreven a lanzar y esperar a que luego “compren nuestra lancha”.

¿Por qué una empresa compra a otra?

Las razones por las que una empresa compra a otra son variadas. No siempre son el obvio tener un buen producto o conseguir hacerse ricos con algo. Talento, tecnología, por el valor de facturación, acceder a una base de usuarios, a una cartera de clientes, llegar a una región, patentes, una nueva línea de negocio o entrar en un negocio en el que no se es poderoso y eliminar a la competencia son algunas de las principales razones por las que una empresa compra a otra.

Contenidos Relacionados

Top