e-conomía

España es el cuarto país europeo que más factura en e-commerce

Escrito por Redacción TICbeat

Unos 12.969 millones de euros. Ésta es la cifra que, según un informe de Ecommerce Europe, genera España en materia de comercio electrónico B2C. Es el cuarto país que más factura en este ámbito después de Gran Bretaña, Alemania y Francia

El comercio electrónico se encuentra en un momento dulce en Europa, región que se consolida día a día como el mayor mercado de comercio electrónico del mundo, según los últimos datos de la organización Ecommerce Europe, institución que reúne a más de 4.000 compañías que forman parte de esta industria en Europa, y cuyo representante en nuestro país es la Asociación Española de la Economía Digital, Adigital.

El citado informe revela que los ingresos por la venta de bienes y servicios a través de Internet crecieron en el Viejo Continente en torno a un 19% en 2012, hasta alcanzar los 311.600 millones de euros. Una cifra considerable teniendo en cuenta que el negocio global del comercio electrónico B2C a nivel mundial asciende a los 889.000 millones de euros (de los que 294.200 millones de euros provienen de Norteamérica, 227.800 millones de euros de la zona de Asia y Pacífico, 42.100 millones de euros de Latinoamérica y 10.800 millones de euros del Oriente Medio y Norte de África).

Gran Bretaña, Alemania y Francia, los motores

Gran Bretaña es el país que se encuentra en cabeza en Europa en lo que respecta a volumen de negocio en esta materia (96.193 millones de euros), seguido por Alemania (50.000 millones de euros) y Francia (45.000 millones de euros). La buena noticia en este sentido es que el cuarto país de la lista es España, con una facturación en B2C de casi 13.000 millones de euros.

Además, el informe de European Ecommerce pone de manifiesto el creciente papel del comercio electrónico como generador de empleo en el Viejo Continente. El estudio asevera que el número de trabajos creados de forma directa e indirecta por el e-commerce podría alcanzar los dos millones, aunque, indican desde la organización, esta cifra aumentará al hilo de la progresiva penetración de la Red en la sociedad.

En este sentido, European Ecommerce asegura que Internet ya representa el 3,5% del PIB (Producto Interior Bruto) en Europa; porcentaje que está previsto que se duplique en 2016 y que se triplique en 2020.

La brecha se diluye

El informe concluye por otra parte que cada vez hay más páginas web en Europa: unas 550.000 a finales de 2012. Páginas que, por otro lado siguen creciendo a un ritmo de entre un 15 y un 20%. Además, el documento señala que el motor de crecimiento lo serán los países del sur y del este de Europa, como España, Italia, Polonia, Rusia, Ucrania o Turquía. La brecha digital existente entre estos mercados y los más maduros norte, oeste y centro de Europa se difumina, por tanto, día a día.

Es más, el informe de European Ecommerce asevera que los países del sur de Europa superan a los países nórdicos en volumen de negocio: mientras que Europa del Oeste (Gran Bretaña, Francia, Irlanda y los países del Benelux) es la región que genera un mayor volumen de negocio en comercio electrónico B2C (un 51,6% del total del mercado) con 160.800 millones de euros. Europa Central, que aglutina Alemania, Austria, Suiza y Polonia, es la segunda región con mayor representación (un 24,5%), con 76.300 millones de euros. Mientras que los países del Sur, que comprenden España, Italia, Portugal, Grecia y Turquía, han logrado posicionarse en 2012 en tercer lugar, desplazando a los países nórdicos, con 33.200 millones de euros (33,6%) y 28.700 millones de euros (9,2%), respectivamente. Finalmente, los países del Este, liderados por Rusia, han facturado 12.600 millones de euros (un 4% del mercado), aunque su ritmo de crecimiento se encuentra en torno al 37% anual.

Futuro

De cara a un futuro próximo, en concreto, para finales del año 2016, Ecommerce Europe espera que el mercado europeo de comercio electrónico B2C duplique su tamaño y alcance los 625.000 millones de euros. El aumento de la confianza en este canal y el auge de los dispositivos móviles y, por extensión, del pago a través de éstos serán los principales elementos tractores de esta tendencia.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.