e-conomía

Ericsson denuncia a Apple por infringir sus patentes en Europa

New York Times también publica que Apple presentará dos iPhone 6 y un ‘smartwatch’

La disputa legal que mantienen Ericsson y Apple en Estados Unidos llega a Europa de la mano de tres denuncias presentadas por la firma de telecomunicaciones contra la firma de la manzana por haber infringido, supuestamente, sus patentes. En concreto, Ericsson afirma que Apple está utilizando en sus dispositivos móviles tecnologías de conectividad 2G y 4G patentadas por ellos y que incluirían tanto protocolos considerados estándares de la industria como otros que no lo son, más orientados al diseño de componentes para semiconductores y otros tipos de conectividad inalámbrica.

La diferencia entre las patentes estándares de la industria y las que no lo son radica en que, en el caso de las primeras, la compañía está obligada a ofrecerla a todos los fabricantes en condiciones justas y razonables, sin discriminar a ningún cliente por encima de otro. En ese sentido, Ericsson ya ha firmado más de 100 acuerdos de licenciamiento de sus patentes con los principales fabricantes de la industria… pero no con Apple.

Una batalla que ya dura dos años en EEUU

Aunque la batalla judicial entre estas dos empresas llegue ahora a Europa, lo cierto es que, para buscar su origen, hemos de remontarnos dos años atrás en el tiempo. Durante este tiempo, ambas compañías han sido incapaces de alcanzar un acuerdo y este mismo enero, tanto Ericsson como Apple se presentaron sendas demandas mutuas en torno a este mismo tema.

patentes

Ericsson ha llegado incluso a ofrecer llevar la guerra a arbitraje y someter el caso (y el potencial precio de sus patentes) al juicio de un tercero. Sin embargo, Tim Cook y los suyos rechazaron esta opción, con lo que siguen utilizando –supuestamente– las patentes de Ericsson sin autorización de ningún tipo.

Hay antecedentes que nos pueden ayudar a entender cómo acabará esta historia. En 2013, Ericsson también demandó a Samsung por estos mismos motivos pero ambas llegaron a un acuerdo en 2014 por el que la firma coreana pagó 650 millones de dólares iniciales y deberá pagar una cantidad no desvelada por cada dispositivo que venda con tecnología de Ericsson.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.