Así es cómo las empresas emplean Pinterest

¿Es Pinterest el último hype en social media? ¿Se pasará su momento de éxito como se fue el de Quora? ¿Durará y se convertirá en el nuevo Facebook? Todas estas preguntas no tienen todavía respuesta, pero mientras se desvela el misterio de qué dará de sí Pinterest, la última gran moda en redes sociales y el lugar en el que ahora hay que estar si se quiere estar a la última en social media, las empresas empiezan a posicionarse en la red para hablar contigo. Y vender.

Pinterest ya tiene 10 millones de usuarios únicos mensuales en Estados Unidos y supera a la suma de YouTube, Reddit, Google+, LinkedIn y MySpace como fuente de tráfico de referencia. Los usuarios comparten de forma bastante masiva los pins que han hecho ya otros usuarios (el 80% de las publicaciones en Pinterest, según RJMetrics) aunque las marcas no han conseguido concentrar ese uso (Etsy es la marca que protagoniza más pins y sólo son el 3%).

Etsy, el site de ecommerce que permite a pequeños artesanos colocar sus productos, es una de las firmas que mejor está capitalizando la nueva red social. ¿Qué es lo que más se comparte en Pinterest? Imágenes de productos ‘bonitos’ (las mujeres son las usuarias mayoritarias de Pinterest, lo que ha llevado a algunos medios a rebautizarlo como el ‘Facebook para chicas’) que son, a su vez, la principal línea de negocio de Etsy. La marca tiene más de 51.000 seguidores en la red social, que pueden acceder a una suerte de escaparate de productos hecho tablón de Pinterest. ¿Y a dónde lleva cada producto? Como era de esperar, a la página de venta de esos productos.

Pinterest permite publicar ‘ideas para regalo’ o productos para compra claramente identificados con su precio, lo que no sólo es una herramienta a usar por Etsy sino también por toda su competencia. De hecho, las empresas de moda, en línea con lo que hacen gigantes del regalo y la artesanía como Etsy, son otras de las marcas que se han lanzado a conquistar la nueva red social.

En Pinterest se pueden publicar contenidos ya de por sí muy visuales de una forma todavía más visual, llegando directamente al target deseado y consiguiendo además que esos compradores buscados compartan esos contenidos en sus propios tablones de recortes (al fin y al cabo, lo que es cada perfil de Pinterest) y atraigan a nuevos clientes. Lo hace la industria de la moda, pero lo pueden hacer prácticamente todos los sectores.

La presencia en Pinterest se convierte también en ventas: la facturación de la pyme estadounidense The Wedding Chicks (las bodas son otro de los grandes temas estrella de la red social) saltó de 340.000 dólares de 2010 a los 540.000 en 2011. La diferencia: en verano se abrieron su perfil propio en Pinterest, como confiesa una de las cofundadoras a The Wall Street Journal.

Además de ventas directas, Pinterest puede ser un terreno de estudio. Los usuarios sólo ‘pinean’ aquellos productos que realmente le gustan, por lo que la red social puede ser utilizada como laboratorio de análisis para saber qué productos van a tener más éxito y se van a convertir en más populares.

Como sus competidoras en el mundo del social media, Pinterest no tiene ningún coste para las empresas, por lo que experimentar con la herramienta no supone ninguna inversión y por tanto no supone ninguna amenaza de pérdidas.

Contenidos Relacionados

Top