¿Por qué emprender dentro de las organizaciones?

Normalmente los emprendedores somos personas que formamos o terminamos formando organizaciones de más o menos personas, y una organización no deja de ser un conjunto de personas funcionando de una manera estructurada y organizada.

Emprendedor y socio fundador de inPreneur y de Kinetical. Con estudios en Ciencias Empresariales en la UOC, master en eCommerce, eLearning y eBusiness en La Salle Ramon URL. Emprende proyectos de distinta índole, de responsabilidad social,  experimenta en el mundo 2.0, colabora con medios de comunicación e imparte formación para emprendedores, siendo actualmente CoDirector del Postgrado de Emprendedores de la UPC. Miembro de Honor de la Fundación INLEA LinkToStart y de la Junior Chamber International (Senador 70537). Para más información se puede visitar sus blogs www.albertriba.com y www.referendity.com y seguirlo en
@AlbertRiba.

Por lo tanto, de esta interacción emprendedor-organización pueden acabar pasando dos cosas:

- Que sigamos dentro de una empresa para siempre. Algo cada vez más difícil. Pero si seguimos en esta empresa podemos mirárnoslo desde la perspectiva de “vivir en la empresa” o “crecer dentro de la empresa”.

- Que salgamos. Ya sea para cambiar de trabajo e ir a otra organización, o bien para crear un nuevo espacio o plataforma que podamos liderar y de la cual formemos parte.

Todo esto, dicho con palabras más técnicas y mirándolo desde el punto de vista de emprendedor es:

- Ser intraemprendedor, es decir, emprender dentro de la organización (Guifford Pinchot).

- Ser emprendedor.

De forma simple y sencilla podemos decir que:

La persona intraemprendedora es aquella que actúa como emprendedor, asumiendo riesgos y convirtiéndolos en oportunidades para aportar valor dentro de una organización ya creada, con la que se identifica pero de la que no tiene ni la propiedad ni los riesgos financieros “.

Y aún más:

Emprender dentro de una organización es una gran oportunidad que nunca debemos dejar escapar, por dos motivos principales:

- Es una manera de vincularnos más y más fuerte con nuestra organización, por lo que no deja de ser una forma más de asegurarnos el futuro.

- Es una forma y un lugar ideal para “aprender a emprender” por lo que si alguna vez queremos dar el salto y crear nuestro propio proyecto, este rodaje ya lo tendremos hecho.

En conclusión, atrevámonos y aprovechemos todas las oportunidades para crear nuevas líneas de negocio en las empresas donde trabajamos, y así, crear nuevos proyectos en la organización, sea cual sea su naturaleza. Lo más importante es que no dejemos escapar estas oportunidades para crecer tanto a nivel profesional como personal.

Imagen: Ministerio de Educación.

Founder & Dynamic Partner inPreneur. Director Postgrado Emprendedores UPC. Colaborador Rac1 y RneR4 con sección de emprendedores y de fracaso

Contenidos Relacionados

Top