e-conomía Empresa

¿El Single’s Day o el Alibaba’s Day?

jack-ma-alibaba-cebit-2015
Escrito por Manuela Astasio

El gigante chino online ingresa más de 5.000 millones de dólares en ventas en los primeros minutos de esta jornada de compras online, dedicada a los solteros chinos.

Difícilmente alguno de aquellos universitarios chinos que en los años noventa empezaron a celebrar en sus facultades el Día de los Solteros o Single’s Day imaginaba que algún día, gracias a Internet, esta fecha se convertiría en récord mundial de ventas. Pese a que todavía no es muy popular fuera de las fronteras de China, el 11 de noviembre –en un inicio se escogió este día por la coincidencia numerológica de cuatro ‘1’ entre sus dígitos- es ya el día que más compras online se producen del año en todo el mundo.

Y casi todas esas compras van asociadas a un nombre: el de Alibaba, el gigante online chino, poseedor de una cuota de alrededor del 80% de este mercado en el gigante asiático, y que en las últimas horas ha vuelto a batir sus propias marcas. La jornada todavía no ha concluido, pero apenas en los primeros noventa minutos tras su apertura Alibaba ha efectuado ventas por valor de más 5.000 millones de dólares.

Evidentemente, a esta desatada respuesta de los consumidores –algunos de los cuales esperan a este día para realizar sus compras a mejor precio, y que ya se quejaban ayer por la noche en las redes sociales de que los productos que se buscaban estaban agotados– la ha precedido una ambiciosa campaña promocional, en la que no han escatimado en recursos, a pesar, incluso, de las voces que alertan del fin del milagro chino y de que su valor en el mercado estadounidense, en el que lanzaron una OPV en 2014, se haya reducido este año.

Alibaba ha decidido ampliar esta jornada de compras unas horas más introduciendo en la fecha una nueva celebración, el Single’s Day Eve, una velada en la que, a modo de gala de fin de año, la compañía ha organizado un maratón televisivo de cuatro horas al que no solo han asistido estrellas chinas, sino también celebridades internacionales como el actual intérprete de James Bond, Daniel Craig, o el mismísimo Kevin Spacey, que intervino en vídeo en la piel de su celebrado personaje Frank Underwood, protagonista de la serie de Netflix House of cards. Todos ellos compartieron escenario con Jack Ma (en la imagen superior), fundador y CEO de Alibaba Group, toda una personalidad en China, país del que es considerado el ciudadano más rico.

Más allá de los claroscuros que pueda haber tras el milagro económico chino, fechas como el Single’s Day sirven de termómetro, y también de brújula, al sector del comercio electrónico internacional, con datos como la proporción de compras que ya se han realizado en este Día de los Solteros desde los dispositivos móviles: en la primera hora y media de ventas, fueron del 74%.

China es un mercado crucial para las grandes tecnológicas y los negocios online, por su creciente comunidad de usuarios conectados, y por el carácter inexplorado que las restricciones y censura de su gobierno han otorgado al sector. Según un estudio publicado a principios de año por la firma Ernst&Young se espera que en 2016 se produzcan 500 millones de conexiones de banda ancha en China. El país oriental tiene una población de alrededor de 1.400 millones de habitantes (más o menos la comunidad de usuarios activos con la que Facebook, prohibida en el país asiático, cuenta ahora mismo), y se prevé que el próximo año su negocio de publicidad online alcanzará un volumen de 23.000 millones de dólares.

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.