e-conomía Empresa

El negocio español de consultoría toma oxígeno

ejecutivos
Escrito por Esther Macías

Las consultoras españolas remontan el vuelo, según el último informe (referente al ejercicio 2014) de la AEC. Este nicho de mercado crece poco (apenas un 2%) pero crece y, lo más importante, lo hace como fruto del aumento de la demanda interna que se incrementa por primera vez en los tres últimos años.

El negocio español de consultoría cosechó unos 10.727 millones de euros en 2014, según el último informe al respecto (referente al ejercicio 2014) elaborado por la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC). A la luz de los resultados de éste podemos afirmar que las consultoras españolas remontan por fin el vuelo. El crecimiento es discreto, de casi un 2%, pero lo más importante es que éste se ha producido por un incremento de la demanda interna, que ha aumentado (un 2,6%) por primera vez en los tres últimos años. El negocio internacional, que ha sido el que ha salvado las cuentas a las consultoras en este periodo, permaneció estable el pasado año, según el estudio, para cuya elaboración se ha utilizado la información proporcionada por las principales empresas de consultoría que operan en España.

Se trata, afirman desde la AEC, de un dato que “evidencia un cambio de ciclo en el sector”, y en el que se presupone que volverán las alegrías al mercado nacional, frente a los últimos cinco años en los que el sector de la consultoría española ha mantenido estables sus niveles de facturación gracias a la apuesta por el mercado internacional.Una realidad que, por otra parte, “no ha evitado que durante este tiempo las consultoras hayan soportado una fuerte presión en sus márgenes así como el excesivo peso del criterio precio en las adjudicaciones de los contratos, una práctica que compromete la viabilidad del sector”, reza un comunicado de la AEC.

En palabras de Manuel Pimentel, presidente de la asociación, “hay que confiar en que la recuperación económica se extienda y la demanda continúe creciendo en el mercado nacional”. Éste considera que las consultoras españolas se encuentran en condiciones de afrontar esta nueva etapa de crecimiento porque, afirma, “la crisis no ha hecho mella en su principal factor de competitividad: el número y la calidad de sus recursos humanos”. Aunque no hay que olvidar que en la actualidad hay algunos procesos de regulación de empleo abiertos en este nicho de mercado, como el que ha anunciado recientemente uno de los más importantes actores del mundo de la consultoría en España: la multinacional Indra, que está inmersa en un plan estratégico que conlleva el despido de más de 1.800 empleados.

 

Casi 8 de cada 10 profesionales de consultoría trabajan en España

El informe de la AEC recoge que en 2014 el sector de la consultoría empleó a unas 140.000 personas, un 1,4% más que el año anterior, de las cuales el 76,8% trabaja en España, mientras que un 23,2% lo hace en las filiales que las empresas españolas tienen en otros países. Este aumento en el empleo se debe, indican desde la asociación, por el crecimiento de la plantilla en los establecimientos radicados en España, en los cuales el empleo ha aumentado un 3,1%.

Éste es un sector intensivo en mano de obra que generó, entre 2007 y 2013, 25.000 empleos netos, mientras que en dicho periodo el mercado laboral español perdió más de 2,4 millones de empleos debido a la crisis económica. Otro aspecto diferencial de este ámbito, según el estudio, es el elevado número de titulados superiores que emplea éste, de casi el 76% frente al 26% que existe en la media del conjunto de los sectores productivos en España.

 

El motor sigue siendo el ‘outsourcing’

La actividad que más ingresos genera al negocio de la consultoría es el outsourcing, que representa casi el 45% de los ingresos del sector, seguido de los proyectos de desarrollo e integración (casi el 39%) y los de consultoría (casi el 17%).

Y si la externalización de servicios es la actividad que más negocio aporta, el sector que más ventas promueve es el financiero (casi un 27%), seguido de las Administraciones Públicas (casi un 17%) que ha caído de forma importante en los años de crisis (pasando de unas ventas de 1.901 millones de euros en 2008 a 1.813 en 2014) y de la industria de las telecomunicaciones (casi un 14%).

De cara a este año 2015 la AEC vaticina un aumento en la facturación de la consultoría española por encima del 4%. El sector financiero y el público, que se reactivará este año, serán los principales impulsores de este crecimiento según la asociación.

 

Imagen: Shutterstock

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.